DEPORTES HOCKEY

E. GARIZOAIN: “QUE HAGAN REALIDAD EL SUEÑO DE CIENTAS DE LOBIZONAS”

La capitana del hockey albiazul, Estefanía Garizoain, habló en exclusiva con SOMOS LOBOS sobre el año del club. Además, la ansiedad y el deseo por la cancha de sintético: “Espero que el club este a la altura de semejante talento”.

Siendo uno de los deportes con mayor cantidad de deportistas en el club, el hockey tripero crece a pasos agigantados en estos pocos años de vida y busca no parar: la cancha de sintético aún no aparece y perjudica a Las Lobizonas, a pesar de los grandes resultados que sacó en el Torneo Metropolitano.

Una de las voces con más autoridad para hablar de esto es la capitana, Estefanía Garizoain, quien incialmente analizó el torneo de la Primera: “El torneo que hicimos creo que fue el reflejo de cómo se tiene que trabajar, sobre todo en nuestras condiciones porque fuimos de menor a mayor; terminando un torneo jugando muy buen nivel, entendiéndonos adentro de la cancha”. Por eso, importa más el cómo que los resultados: “Pienso  que no es tan lo importante en qué posición terminamos sino cómo lo hicimos: unidas, con ganas de ir por más el año que viene y entendiendo el juego que nos pedía el Daniel (Roeling)”.

En su rol de capitana, Estefanía hizo un balance sobre los puntos altos: “Como punto alto de este grupo rescato es la posibilidad de levantarnos en la adversidad y salir a buscar el mejor resultado. Tuvimos bajas importantes a mitad del torneo, en un punto del campeonato donde nos habíamos encontrado como equipo e íbamos encaminadas. Y eso te tira para abajo no sólo en tu juego sino también en lo anímico. Este grupo demostró que más allá de quién esté adentro de la cancha le puede salir a jugar de igual a igual a cualquier rival”.

La oriunda de Coronel Pringles también habló sobre el resto de las categorías: “Fue excelente. Desde la Novena a Inter, todas las categorías han dado pelea en sus grupos dentro del torneo y eso se ve reflejado en los resultados finales. La Intermedia tercera en su zona, y la Sexta primera en su zona, son los ejemplos más claros”.

Su rol de líder hace que esté disponible para todas las chicas: “Siempre me gustó ir a ver a todas las categorías jugar, y realmente ha sido hermoso ver el progreso de todas a lo largo del torneo. Y no digo que haya sido increíble el progreso, porque justamente si uno ve cómo laburan los profes que tienen a cargo la formación de todas las chicas, y ves también como entrenan las chicas, la garra que le meten, aún sin tener la cancha de sintético, los resultados son fiel reflejo de eso; no se nos ha regalado nada”.

Por eso, los resultados obtenidos se festejan de manera doble, por no contar con los elementos básicos para entrenar: “Es doble el mérito de lo que se consiguió en estos dos años de estar entrenando en césped natural y compitiendo en césped sintético. Porque es doble el esfuerzo que una hace junto a las jugadoras y los padres que acompañan en los entrenamientos y en los partidos. Sabiendo que cuando llegues al bosquecito no vas a poder entrenar en sintético y se va a hacer más que imposible corregir errores del fin de semana, y menos aún aprender alguna técnica nueva, practicar los córner cortos, practicar los bloqueos”.

Justamente a la cancha de sintético fue el siguiente tema que todo Garizoain: “En lo personal ya he aprendido en estos 5 años jugando en el club a no ilusionarme. De corazón espero que las promesas de cancha sintética se cumplan de una vez por todas, para que el hockey en el lobo despegue y crezca como se lo merece desde que volvió al club de la mano de Lucia (Romagnoli) y todo el equipo que forma junto a profes, padres y jugadoras”.

Teniendo la cancha, las posibilidades de estar más arribas aumentan: “Hay un semillero de lo más habilidoso, nenas que juegan realmente lindo, y que tienen un futuro inmenso en el club. Espero que el club este a la altura de semejante talento, sin dudas con la cancha será otro el panorama. Desde el vamos, por lo anímico, sabiendo que la bocha no me va a saltar en el yuyo, sabiendo que cuando vaya a parar la bocha la voy a parar y no va a picar o saltar mal es indispensable. Sumando esto, poder corregir errores del partido en el entrenamiento sabiendo que la superficie de juego es la misma, y luego poder ver si eso que corregí en la semana se puede plasmar en la siguiente fecha. Creo que sería impagable ver hasta dónde pueden llegar las Lobizonas con cancha de sintético para entrenar”.

Finalizado ya el año deportivo, Estefanía vaticinó sobre el 2017: “Imagino un equipo que ya sabe a qué juega, y que sabe también que aún no ha encontrado su techo y que va a salir a por todo. Auguro grandes resultados y un gran torneo para las Lobizonas, sobre todo si está la cancha. Esperemos que la nueva dirigencia sepa estar a la altura de esta actividad con la que se mantiene una deuda enorme desde que comenzó; el sintético. Y el reclamo sigue y seguirá hasta que la cancha de haga realidad. ¡Queremos la cancha de las Lobizonas!”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *