DEPORTES HOCKEY

L. ORTIZ: “HOCKEY ES UNA FAMILIA”

Luz Ortíz habló en exclusiva con SOMOS LOBOS. La jugadora analizó el torneo realizado por las chicas, su pasión por el club y el esfuerzo del grupo: “Pasamos por muchas situaciones, como por ejemplo, entrenar con las luces de los autos de los padres”.

Siempre son días movidos para el hockey en el mundo Gimnasia: a pesar de finalizar con grandes resultados el Torneo Metropolitano, las chicas siguen metidas en busca de la cancha de sintético, esencial para el entrenamiento y llegar de mejor manera a los partidos. El esfuerzo se nota en lo que es este deporte amateur, pero la sangre albiazul y la calidez con el club son causas que hacen estar allí peleándola.

Una de las chicas que está ahí por su pasión por los colores es Luz Ortíz. De familia tripera, la jugadora de la Primera analizó el torneo hecha por las chicas: “Fue muy bueno, la verdad que la garra que le ponemos todas para dejar siempre al hockey de gimnasia en lo más alto es increíble. No solo las mayores, las categorías más chicas también. Tuvimos caídas pero siempre fuimos para adelante”. Enfatizando en su categoría, explicó: “Este año fue difícil encontrarnos como grupo, tuvimos muchas bajas de jugadoras. Creo que nos falto confiar en nosotras como equipo”.

La defensora se metió en el campeonato de la Sexta: “Trabajo muy bien en todo el año, la verdad que tiene unos profes excelentes. Son la primer categoría de hockey que sale campeona y son un orgullo”. Y su relación con las chicas de categorías más grandes: “La Inter es un grupo increíble. Era muy lindo verlas porque se veían que disfrutaban jugar, son un grupo muy unido. Tengo muchas amigas ahí y son lo mejor; al igual que la Quinta”.

Pero Luz también se relaciona con las más chicas: “Tengo una relación bárbara con las mas chiquitas, son todas nenas con mucha buena onda. Le agradezco a Lucia Romagnoli por dejarme ser parte de esto. Es hermoso verlas jugar; el hockey de gimnasia tiene un gran futuro”.

Luego, Ortíz se focalizó en la cancha de sintético que buscan las Lobizonas: “Seria un sueño hecho realidad tener nuestra cancha, pasamos por muchas situaciones, como entrenar con las luces de los autos de los padres. Nos ayudaría a mejorar muchas cosas, cuesta mucho entrenar en pasto porque es totalmente diferente. Usamos los partidos como entrenamiento pero es complicado”.

Ya pensando en el 2017, la Lobizona expresó sus deseos personales y grupales: “Mejorar para estar al 100% y dejar lo mejor siempre. Y en lo grupal encontrarnos como grupo, generar confianza y entrenar para lograr el ascenso”.

Por último, con una familia bien tripera (su padre, Darío y su hermano, Nicolás, jugaron en la Primera del fútbol del lobo), la jugadora expresó lo que es Gimnasia para ella: “Es un honor vestir esta camiseta, amo a este club; soy hincha y siempre voy a dar lo mejor.  Hockey es una familia, siempre me ayudaron en lo que pudieron y agradezco estar acá. Mi viejo siempre me transmitió esa pasión por estos colores. A pesar que sufrimos muchos es hermoso ser parte de este club”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *