Tribuna

TRIBUNA: PASO VOLANDO BAJO

TRIBUNA es una nueva sección de Somos Lobos, donde recordaremos jugadores con pasado en Gimnasia. Algunos, aclamados por sus buenos rendimientos o actuaciones memorables, mientras que otros no fueron lo que se esperaba de ellos.

Walter Adrian “Lorito” Jimenez Pereira, nacido en 1977, tuvo un paso sin pena ni gloria por el Lobo. El volante llegó al tripero de la mano de Diego Cocca en el año 2010, pero no tuvo muchos minutos en cancha y se lo recuerda para el olvido, valga la redundancia. Debutó en el ’95 con 18 años en El Porvenir, fue contratado por Platense donde por sus actuaciones fue citado por Pekerman a la Sub-21 que, luego jugaría en Japón un amistoso. Ese fue el único paso de “Lorito” por la albiceleste.

Años más tarde, tras descender con Platense, lo incorporó Instituto que era dirigido por aquel entonces por Gerardo “Tata” Martino. El conjunto cordobés estaba en primera división, su buen año allí despertó el interés de Banfield que decidió llevarseló en el año 2001. Jugó en el Taladro dos temporadas, donde es recordado por la gente y compartió equipo con Diego Cocca, que años más tarde lo traería a Gimnasia.

Su paso por Banfield fue el último en Argentina antes de caer en el Lobo. Fue transferido a México donde hizo una buena carrera, siendo ídolo principalmente en Santos Laguna, Club al que ayudó a salvarse del descenso en 2007 y a conseguir el título en 2008. En “Los Guerreros” jugó hasta el 2010, luego fue cedido a Gimnasia. Además en el país Azteca el “Lorito” jugó en Veracruz y Jaguares.

Para el Apertura 2010 fue el primer refuerzo, pedido expresamente por Diego Cocca.  El albiazul tenía el objetivo de salvarse del descenso. Disputó solo 9 partidos en Gimnasia, tres desde el inicio y los restantes desde el banco de suplentes, no convirtió goles. En el primero que jugó de titular, ante San Lorenzo en El Bosque, fue reemplazado por el “Pata” Castro a los 24′ del complemento, después del encuentro declaró: “En lo personal me sentí bien. Quizá me preocupé por tapar la subida del lateral y me faltó aportar un poco más en ofensiva”. Aquel partido Gimnasia igualó sin goles contra el “cuervo” mostrando un buen primer tiempo, después nada. En las fechas 2 y 3 también arrancó entre los 11, pero siempre fue reemplazado. Aquel equipo fue dirigido por Cocca hasta la novena fecha y luego Pablo Morant y Darío Ortíz se hicieron cargo del equipo, con ellos integró más el banco de suplentes que otra cosa y jugó algunos minutos.

Jimenez arribó junto con Fontanello, Claudio Graf, Pellegrino (arquero), Capurro, Frezzotti, Moreira y Córdoba, se fueron: Chirola Romero, que volvió en 2016; Teté Gonzalez, Diego Villar, Pampa Sosa, Mariano Messera, Alvaro Ormeño, Marco Perez y Denis Stracqualursi; Juan Cuevas, que fue vendido a México; Facundo Imboden, Ruben Maldonado y Pablo Bangardino, además de Joel Carlí que no jugó.

El “Lorito” terminó jugando en la reserva, donde le marcó un tanto a River en un empate 2 a 2. Aquel equipo era dirigido por el “Pata” Pereyra y tenía entre sus filas a Fernando Monetti, Lisandro Magallan, Leandro Sapetti, Franco Mussis, entre otros.

Foto: Gimnasia Oficial
Foto: Gimnasia Oficial. Se lo puede ver a Jimenez teñido de rubio entre los de abajo de la foto. Fontanello, Vizcarra, Piarrou y Casas aparecen también.

La última planilla que firmó fue ante Boca en el Alberto J. Armando, donde Gimnasia igualó con el local 1-1. Ese día no ingresó. Volvió a Santos Laguna a principios de 2011, pero fue cedido a Puebla. Regresó a la Argentina para terminar su carrera en El Porvenir en 2012. Jugó posteriormente en otros equipos mexicanos de ascenso hasta que en 2014 anunció su retiro del fútbol. Hoy maneja en Irapuato una escuela de fútbol infantil llamada “Lorito Jimenez 7” y volverá a jugar a sus 39 años en un equipo regional mexicano.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *