FÚTBOL PROFESIONAL

OTRO FITAZO AL ÁNGULO

 

Se puso el equipo al hombro cuando la mano venía complicada, se ensució las manos cuando la visita se quiso atrever a buscar el empate y volvió a convertir con un bombazo de larga distancia, por eso el lugar más alto del podio fue para Fito Rinaudo. Secundado en el podio están Mauricio Romero, una vez más fue el mejor de la defensa para rechazar todo y salir jugando cuando los caminos estaban tapados, y más abajo Brahian Aleman, alternando aciertos y errores pero siempre con la pelota al piso.

Podio: Fabián Rinaudo, Mauricio Romero, Brahian Aleman.

En el otro extremo, hay jugadores que vienen repitiendo un lugar en el antipodio, como Ibáñez y Carrera. El primero adelantó su posición pero no consigue ser peligroso, y el ex Arsenal arrastra un bajo nivel desde el año pasado.

Antipodio: Nicolás Ibáñez, Ramiro Carrera, Nicolás Mazzola.

Alexis Martín Arias (6): un mero espectador. Lo probaron con disparos de larga distancia pero sin peligro. Atento en los centros y correcto en las salidas de abajo.

Facundo Oreja (5): comenzó sacrificando las subidas para poder cerrar su sector y lo consiguió. Con la visita más adelantada, se sumó al ataque pero sin claridad.

Mauricio Romero (8): gran rendimiento del central ex Lanús. En la primera mitad, cuando los pasillos escaseaban se animó a salir jugando y avanzan en velocidad para romper líneas. Cuando la posesión de balón cayó, sacó todo lo que se acercaba al área, sea por arriba como por abajo.

Manuel Guanini (7): junto a Romero fueron los que más balones tocaron en la primera mitad, y lo hizo con criterio y seguridad. Con Aldosivi al ataque, dudo en algunas jugadas pero en general hizo un correcto trabajo.

Lucas Licht (5): regular rendimiento del capitán. Alternó buenas y malas con las subidas de Bandiera, y en la parte ofensiva fueron contadas las veces que se adelantó y con poca claridad.

Ramiro Carrera (4): no se modifica la línea de rendimiento del ex Arsenal. Intenta arrancar en velocidad, cambia de banda, se cierra para arrancar desde el centro, pero no genera peligro. La parte positiva es que suma en la marca, pero con sus características debería ser un arma en Gimnasia.

Lorenzo Faravelli (6): toca, se mueve, busca la devolución, abre juego. Maneja un abanico de recursos a la hora de la circulación, y el crecimiento en su nivel explota dichos recursos. Se perdió un gol increíble abajo del arco.

Fabián Rinaudo (9): con Aleman y Faravelli bloqueados por la presión de Aldosivi, se puso el juego de Gimnasia al hombro y se hizo cargo del primer pase, y cuando no lo conseguía rompía líneas con una carrera como lo hizo en el golazo del triunfo. Cuando los marplatenses se animaron, cortó innumerables avances y oxigenó al equipo cuando no conseguía la pelota. Partidazo de Fito.

Brahian Aleman (6): le costó hacerse cargo del juego del Lobo por la presión de Aldosivi pero con el correr de los minutos se fue soltando. Alternó acciones correctas, con pases entre líneas o disparos desde afuera, con malas decisiones y pérdidas absurdas pero siempre con la idea de jugar la pelota al piso y con sentido.

Nicolás Ibáñez (3): arrancó con una posición más adelantada que los últimos partidos, pero tampoco incidió, no solo en el juego, sino tampoco en el partido.

Nicolás Mazzola (4): buscó pivotear, mostrarse como descarga, y ser opción por los costados, pero en varias oportunidades no pudo controlar o lo absorbía la presión.

Ingresaron:

Sebastián Romero (5): tardó en entrar en juego, pero distribuyó correctamente cada ver que intervino.

Mauro Matos (5): esta vez si pudo activar el ataque con su ingreso, aunque con poca compañía.

Franco Niell (-): alguna corrida y nada más.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *