FÚTBOL PROFESIONAL

FELICES LOS 4

Gimnasia ganó, goleó y gustó en la tarde del bosque. Comenzó ganado desde el vestuario en ambos tiempos y lo terminó de liquidar en el complemento. Gran partido de los uruguayos, Brahian Alemán y Nicolás Dibble, que gritó por primera vez en el Lobo. Por segunda vez en el torneo convirtió 4 tantos.

Si bien en la foto son tres, podríamos titular “felices los 4”, como dice una de las canciones de moda, pero lo cierto es que el Lobo ganó muy bien, con contundencia y no recibió goles. Los tantos fueron obra de Dibble, Mazzola, Faravelli y Colazo.

Desde los 5 minutos el tripero se puso en ventaja con gol de Dibble en una jugada de “papi fútbol”, Colazo la ganó luego de un despeje defectuoso de Amor y tocó con Mazzola que buscó el ingreso de Faravelli y este lo buscó a Dibble que venció a Aguerre y el Lobo comenzaba ganando en el bosque. La primera etapa lo tuvo al equipo de Soso muy activo en la presión y Velez casi no llegó al arco, nada más el remate de Vargas que atajó Alexis y el tiro en el poste de Domínguez; en cambio, con la presión ejercida por Gimnasia y el dinamismo en el ataque que encabezaba Brahian Alemán junto a Dibble le dio al Lobo algunas chances, como la de Rinaudo que pasó cerca luego del corner del uruguayo o la aparición de Mazzola después de un desborde del ex Plaza Colonia.

El complemento fue todo de Gimnasia, al descanso se fue con una ventaja que amplió a los 45 segundos del segundo tiempo. Alemán tomó la pelota en casi mitad de cancha y comenzó la carrera eludiendo rivales, remató de zurda y Aguerre dejó viva la pelota para que Mazzola grite su segundo tanto en el campeonato, nuevamente en el arco de 60, le había convertido a Lanús. La tónica del juego fue la misma los minutos consecutivos, Dibble por afuera supo ganar terreno y buscó al centro donde aparecía Faravelli que como en un penal, definió ante la humanidad del golero visitante.

Los minutos transcurrieron y el Lobo se hizo amo y señor del encuentro, sumando incluso algunas llegadas con peligro. Mientras que, Omar De Felippe, metía delanteros para cambiar la ecuación. Pero a los 17 el tripero liquidó las acciones, Dibble con su gambeta intratable lo buscó a Colazo que definió cruzado y apagó toda ilusión de la visita.

Mariano Soso modificó varias cuestiones, no se vio a Gimnasia saliendo jugando muchas veces desde arco propio y salteó líneas constantemente. Eso, sumado a la presión alta ejercida ante el fortín y el juego por las bandas terminó decretando el 4-0 final.

Así, Gimnasia llegó a la primera victoria como local en el torneo y la segunda en general; se suma a los 4 puntos que había obtenido y llega a los 7. Ahora visitará a Chacarita en lo que será la Fecha 8 de la Superliga.

Foto: Gimnasia Oficial.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *