FÚTBOL PROFESIONAL

TRIUNFO ORIENTAL

Gimnasia necesitaba un triunfo contundente y lo consiguió ante Vélez. Desde la explosión del uruguayo Dibble y el manejo del juego de Aleman, el Lobo obtuvo su primer triunfo como local y se oxigena ante la ola de críticas que fue recibiendo a lo largo de las fechas.

Podio: Nicolás Dibble, Brahian Aleman, Nicolás Mazzola.

Alexis Martín Arias (5): la visita lo exigió en dos oportunidades y en ambas lo salvó el palo. Correcto para adelantar su posición para cortar los envíos de Vélez.

Facundo Oreja (5): Vargas lo complicó por su sector, y alternó buenas y malas. Se proyectó en pocas oportunidades pero no llegó a ser peligroso. Salió cerca del final con una molestia.

Manuel Guanini (5): correcto en el control de Maximiliano Romero, a quien no dejó que tenga espacios para jugar. Su déficit sigue siendo el juego por abajo, donde le cuesta mucho salir jugando con la pelota en su poder.

Omar Alderete (6): así como Guanini hacía pareja con Romero, a él le tocó la marca de Andrada, a quien controló y anuló de la cancha. Opuesto a su compañero de zaga en la salida con el balón controlado, es preciso y vertical.

Lucas Licht (5): en el aspecto defensivo cumplió una correcta labor salvo en oportunidades que perdió por velocidad. A la hora de atacar no es preciso, ni decisivo. 

Lorenzo Faravelli (6): de menor a mayor lo del ex Newell´s. Arrancó impreciso y con toques intrascendentes, pero fue importante cuando adelantó su posición y llegó hasta al área como en su conquista.

Fabián Rinaudo (5): arrancó incrustado entre los centrales para ayudar en la marca de los delanteros rivales, pero así perdió juego el mediocampo del Lobo. Cuando se adelantó unos metros, el equipo pudo manejar la pelota y alejar los ataques de la visita.

Nicolás Colazo (7): el mejor partido del ex Boca desde que viste la camiseta albiazul. Presencia en ataque y defensa, llegada al área como un delantero más y despliegue para presionar. Coronó su buen partido con un gol.

Brahian Aleman (8): por momentos se encuentra en soledad, arrancando y finalizando los ataques solo pero cuando está en un buen día es imparable. Generó faltas, oxigenó el juego y manejó los tiempos.

Nicolás Dibble (9): enorme partido del uruguayo. Le agregó un segundo más a su verticalidad y velocidad para tomar la mejor decisión, como se puede ver en las dos asistencias a Faravelli y Colazo. Convirtió su primer gol con la camiseta albiazul.

Nicolás Mazzola (7): trabajo silencioso del delantero, para pivotear, abrir juego y bajar los envíos aéreos. Atento para capitalizar el rechazo de Aguerre en la previa al segundo gol.

 

Ingresaron:

Agustín Bolivar (6): ingresó para darle una mano a Rinaudo en el mediocampo y lo hizo de manera correcta.

Nicolás Ibáñez (-): no tuvo chances para convertir. Perdió terreno con el buen partido de Mazzola.

Ezequiel Bonifacio (-): entró por la molestia muscular de Oreja.

Foto: Gimnasia Oficial

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *