FÚTBOL PROFESIONAL

CADA VEZ PEOR

Hay rendimientos individuales bajos que en cada partido tratan de superarse de manera negativa, algo que consiguieron en una nueva derrota, esta vez ante Belgrano. No hay gente para podio, pero si para antipodio.

 

Antipodio: Lorenzo Faravelli, Lucas Licht, Nicolás Dibble.

 

Alexis Martín Arias (5): respondió bien en algunos tiros lejanos, pero en su sector, área chica, le cabecearon en varias oportunidades. Sin responsabilidad en el primer gol, y en el segundo quedó mano a mano ante dos jugadores.

Facundo Oreja (4): sufrió en cada ataque con Benítez y Suárez recostado por ese sector. En ataque resolvió mal a la hora de salir por la derecha.

Manuel Guanini (4): Lema cabeceó una y otra vez en cada pelota parada. Para salir jugando no se complicó, pero le cuesta.

Omar Alderete (4): alternó buenas y malas en la lucha con Figueroa. Sin opciones para salir jugando, arriesgó de más en la salida y esto generó ataques del local.

Lucas Licht (3): el nivel más bajo de Gimnasia en lo que va del torneo. Pierde en velocidad, en reacción, no brinda garantías en defensa y no aporta en ataque.

Lorenzo Faravelli (3): más que soluciones, brindó problemas. Perdió muchas pelotas y desperdició jugadas ofensivas.

Fabián Rinaudo (4): algunos cortes por relevos, pero en general se mete entre los centrales en lugar de cortar en el medio, generando que los rivales ataquen en velocidad. No supo controlar la pelota que inició el contragolpe para el segundo gol de Belgrano.

Brahian Aleman (5): los tiros libres fueron generados casi en su totalidad por él, y contó con una situación en la primera parte que fue bloqueada por Acosta. La única chispa ofensiva del equipo.

Nicolás Dibble (3): sin cambio de ritmo, sin velocidad, sin sorpresa. Tiene el atenuante de que Gimnasia nunca pudo llevar la pelota hacia su sector. Solo un disparo en la primera parte.

Nicolás Mazzola (4): muy separado del resto del equipo, no contó con situaciones y cuando tomó contacto con la pelota estaba en el círculo central.

Nicolás Colazo (4): un buen pase a Aleman en la primera jugada clara del partido y nada más. No tuvo la incidencia del partido con Patronato, y se sintió.

 

Ingresaron:

 

Ezequiel Bonifacio (4): gran robo ni bien ingresó a la cancha pero no supo como conducir y definir el contragolpe.

Maximiliano Coronel (5): regresó al equipo después de mucho tiempo y se mostró bien físicamente. Presencia aérea en ofensiva y salida limpia del fondo.

Nicolás Ibáñez (-): un cabezazo por arriba tras tiro libre de Aleman.

 

Foto: La Voz del Interior.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *