FÚTBOL PROFESIONAL

SONRISA ORIENTAL

Rendimientos individuales altos le permitieron a Gimnasia seguir con la racha de victorias como local. El uruguayo Aleman con pinceladas y la estocada final fue el mejor del Lobo, acompañado por las claves intervenciones de Martín Arias y el despliegue de Colazo.

Podio: Brahian Aleman, Alexis Martín Arias, Nicolás Colazo.

 

Alexis Martín Arias (8): enorme actuación del uno albiazul. De la Cruz, Casco, Saracchi lo probaron de lejos, mano a mano y de cabeza, pero Alexis respondió de gran manera para evitar que River se pusiera en ventaja. Nada para hacer en el gol, si bien el disparo no tiene mucho ángulo, si llega con potencia. 

Facundo Oreja (5): en la primera parte sufrió con la presencia de De la Cruz y las subidas de Saracchi, ambos jugadores muy veloces. Le cuesta asentarse cuando los rivales apuestan a la velocidad. 

Manuel Guanini (7): firme de arriba y abajo, bloqueó cada movimiento de Santos Borré, al que anuló en todo el partido. No se complicó a la hora de salir jugando, y estuvo atento para cubrir el lateral derecho y los anticipos de Alderete. 

Omar Alderete (7): en la misma sintonía que Guanini, pero con el agregado de la salida limpia y vertical desde el fondo. Rápido para realizar anticipos y ayudar a Licht por ese sector. Tuvo el gol en la primera etapa pero su cabezazo se fue ancho. 

Lucas Licht (5): no logra encontrar su nivel y eso el equipo lo siente. No brinda una salida clara y precisa, y cuando se proyecta no suele elegir la opción correcta, salvo con el disparo/centro que terminó en el córner. 

Agustín Bolivar (7): cumplió con su función de ayudar a Rinaudo en la marca y relevar en el costado izquierdo, pero también se desprendió de la zona media en los ataques y llegó varias veces al área. Actuación para seguir en el equipo titular. 

Fabián Rinaudo (6): ofició de líbero para salir jugando desde el fondo con claridad, aunque en alguna oportunidad tardó en entregar y perdió. La presencia de Bolívar le dio oxígeno para no realizar tanto desgaste. 

Nicolás Dibble (7): muy atento para los errores y titubeos de la defensa de River, tuvo dos largas corridas hacia Bologna que terminaron en el gol de Colazo y en una mala definición. 

Brahian Aleman (8): tardó en entrar en el partido y empezar a ser el eje de juego de Gimnasia, pero cuando lo hizo se convirtió en el arma principal de los ataques locales. En el gol recibió en soledad para acomodarse y sacar un fuerte disparo al rincón derecho del arco de Bologna. 

Nicolás Colazo (7): fue una de las opciones de ataque por el sector izquierdo y también retrocedió para ayudar en la marca, su despliegue le permite cumplir esa doble función. Nunca se desligó de la corrida de Dibble y como premio convirtió su quinto gol en la Superliga para ser el goleador de Gimnasia. 

Nicolás Mazzola (7): cuando el equipo no podía avanzar en el campo actuó de pivot retrocediendo unos metros y también recibiendo por los costados. No contó con situaciones claras pero su trabajo apuntó a la generación de espacios.

 

Ingresaron:

 

Lorenzo Faravelli (5): ingresó para recuperar la pelota en el mediocampo. Tuvo la última situación para liquidar el partido pero resolvió mal. 

Franco Niell (6): buen ingreso del delantero, rápido y vertical. Asistió a Faravelli en la última jugada del partido. 

Eric Ramírez (-): pocos minutos en cancha en reemplazo de Dibble.

 

Foto: gimnasia.org.ar

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *