APB BASQUET

SI ME FUI FUE PARA VOLVER

El tripero no pudo repetir lo hecho en el primer semestre y descendió a la categoría A2. Análisis del conjunto albiazul por APB, que apuesta por el rodaje a los juveniles.

Año movidísimo para la primera del básquet local en nuestro club: luego de ascender a la zona A1 ante Astillero en noviembre de la temporada pasada, el Mens Sana disfrutó doce meses en la élite de la competencia doméstica.

El año comenzaba con el equipo dirigido por César Adriani enfrentándose a los mejores de la ciudad, y pesaba la diferencia de nivel: el lobo finalizaba anteúltimo en la tabla sólo por arriba de Sud América (no sumó triunfos en las catorce fechas) y debía jugar el repechaje con Círculo Policial, segundo de una categoría inferior. Para los duelos ante el Gallo, se sumarían Juan Pablo Lancieri y Rafael Rosende; esenciales para que en tres juegos los Gladiadores se impongan y mantengan la categoría.

En el receso entre Apertura y Clausura, hubo cambio de técnico: César Adriani pasó la posta a Mauro Tartaglia, ayudante del “conejo” en la Liga Argentina. Con distinto nombre pero misma idea de juego, los juveniles triperos apostaban por pelear arriba pero sufrirían una baja sensible: Nahuel Rondinone, figura del equipo, se fue a Juventud para pelear por el ascenso a la zona A.

El arranque del Clausura no sería lo soñado: a pesar de hacer buenas presentaciones, la inexperiencia en el albiazul se haría notar y caería de manera muy cerrada con varios rivales, triunfando sólo en tres oportunidades. Con esos resultados, peleó en el mano a mano contra Universitario para evitar el descenso directo y el éxito en la última fecha lo condenó al funebrero. Sin embargo, volvería al repechaje: esta vez sería Meridiano V el escollo con distinto final. También en tres juegos, esta vez el lobo no se haría fuerte en casa y caería para que el Quinto ascienda.

Así, el de calle 4 volverá a la zona A2, donde habrá equipos como Villa San Carlos, Deportivo La Plata y Hogar Social. La diferencia con planteles que jugaban Federal y Provincial, sumado al enorme año de Atenas y Unión Vecinal, fueron demasiado para los chicos triperos.

A pesar de eso, siempre se destaca el “fogueo” a varios chicos: los juveniles de la Liga Argentina (como Joaquín Acuña y Ezequiel Skliar) suman muchos minutos y rodaje; además del buen cierre de año de jugadores como Julián Bolatti y Leonardo Monterubbianesi.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *