FÚTBOL PROFESIONAL

ERRORES DEL PASADO

Con síntomas traídos de otro proceso, Gimnasia cayó por penales ante San Lorenzo por 3 a 1 después de igualar en uno. Fernando Belluschi y Brahian Aleman convirtieron los tantos en los noventa minutos.


Salidas forzadas y, en algunas ocasiones, suicidas, defensa adelantada pero sin presión y ausencia de desequilibrio y creatividad en ataque. Falencias repetidas en un ciclo que terminó antes de fin de año pero que se hicieron presente en el norte argentino. Gimnasia jugó un primer tiempo para ser goleado pero terminó con la valla invicta, y una segunda parte con ajustes defensivos vencidos por errores propios. Un regalo de Torrico le permitió alcanzar la tanda de penales pero malas ejecuciones le negaron la posibilidad de triunfar como ante Independiente.

El reloj no había llegado al primer minuto de juego y Belluschi exigió al máximo a Martín Arias desde el mediocampo con un tiro bombeado que el golero tripero mandó al córner con un manotazo. Fue un aviso de lo que sería el primer tiempo, donde el conjunto del Pampa Biaggio se encontró hasta en cinco oportunidades mano a mano con Martín Arias pero la anticipación y lectura de juego del arquero, y las malas definiciones de Cerutti y Blandi le negaron la ventaja al Ciclón.

La defensa se adelantó varios metros pero al no presionar a los rivales, un pase filtrado o una diagonal de alguno de los delanteros la obligaba a correr de atrás. El bloque de ataque, más los volantes internos, quedaron lejos y el equipo quedaba largo e inconexo, entonces Gimnasia no podía salir limpio desde el fondo y la pelota no llegaba a campo del rival. Los únicos intentos llegaron vía pelotas parada pero Aleman no tuvo una buena noche de ejecuciones.

En la segunda parte, la defensa se atrasó, los volantes se juntaron y los extremos se retrasaron, el equipo estuvo más junto y la premisa era robar y salir rápido. La parte defensiva funcionó porque los huecos del primer tiempo no existieron, pero en ataque los intentos de Niell fueron aislados, Aleman insinuó más de lo que resolvió y Pereyra nunca se encontró en el partido.

Esa seguridad defensiva que logró desde el pitazo del segundo tiempo no fue evadida por un ataque azulgrana sino que fue por un grave error defensivo. Martín Arias salió jugando exigido para Rinaudo que reaccionó muy tarde, y nadie le avisó que Cerutti llegaba para marcarlo, robo, asistencia de Blandi y Belluschi definió con el arco vacío. Fue la única situación de San Lorenzo en la segunda parte y le alcanzó para ponerse en ventaja.

Comenzaron las modificaciones de ambos lados, ingresó Contín y Ramírez pero siguió sin encontrar soluciones ofensivas salvo por los envíos aéreos que podían llegar. En los últimos minutos, más por empuje que por ideas y juego, Gimnasia contó con algunas situaciones para igualar el partido pero fue Torrico el que solucionó las cosas con un enorme error para dejar viva una pelota que se iba y cometerle penal a Aleman. Definición al palo derecho y a penales.

A diferencia de la definición ante Independiente, solo Aleman convirtió su penal, mientras que Niell, Colazo (mal pateado) y Bolívar desperdiciaron el suyo. Martín Arias contuvo uno pero no alcanzó para evitar la derrota en el tercer partido del año. Entre las buenas noticias, Alexis mostró un buen nivel pese al error en el gol y Coronel disputó la totalidad de minutos, mientras que en la vereda opuesta fue poco lo de Faravelli, Colazo parece no sentir el sector izquierdo de la defensa y los cambios no implican un revulsivo.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *