VOLEY

“VOLVER A VER LA BANDERA DE GIMNASIA AHÍ ARRIBA”

Luego del inicio en la Liga Argentina y previo al Sudamericano, Paula Casamiquela pasó por el primer programa de SOMOS LOBOS en Radio Night y analizó la temporada para las Lobas. Además, la unión del plantel: “Las más grandes adoptan a las juveniles y se apoyan mutuamente”.

Tamaña visita en los estudios de Radio Night en el primer programa de Somos Lobos: Paula Casamiquela pasó por el piso de la 91.5 para hablar todo alrededor del mundo Gimnasia, siendo una voz más que autorizada.

Comenzando con lo más reciente, la entrenadora analizó la Liga Argnetina ya en marcha: “Empezamos el año con dos objetivos muy importantes y por suerte lo arrancamos con un lindo partido. El inicio siempre es el más importante porque no llegamos al 100% y se cometen torpezas por querer jugar sí o sí; pero se jugó bien, con un juego claro y contundente. En algún un momento el otro equipo juega y te dificulta, pero hay que saber la propuesta del contrario y la contundencia nuestra en bloqueo y ataque para cambiar las cosas”.

Entre esos dos objetivos que hace referencia Paula, uno es el Sudamericano que se disputará a fines de mes en Brasil: “¿Sabes lo lindo que es ver la bandera de Gimnasia ahí arriba? En el Sudamericano se cantan los himnos del club, y estaba la bandera nuestra con la bandera de Brasil; para mí lo único importante es Gimnasia y lo viví cantando el himno con la azul y blanca. Ojalá este año sea igual, volver a sacar esa foto sería una gloria hermosa y que algún día los dirigentes se den cuenta. Nuestro desafío es llegar al podio, quedamos varias veces en cuarto puesto y vamos por más”, aportó la entrevistada.

El 2017 tuvo a las Mens Sanas bien arriba del vóley nacional, y el balance anual no fue fácil para Casamiquela: “El cierre de año pasado fue distinto porque fue un final abierto. Cuando perdimos con Vélez, una serie que fue pareja hasta el quinto set del último partido que fue muy feo y quedó 15-1, no encontraba palabras, no podía hablar; y al final las junté a todas y les dije que no tenía palabras para decirles lo que me pasaba, que no tenía las palabras exactas. Me lo guardé para la vuelta y el primer día retome esas palabras. Les dije que fue un año excelente; a uno siempre le queda el sabor de lo último, nos olvidamos del campeonato y nos quedamos con la vara alta; pero el objetivo estuvo más que cumplido porque Gimnasia representará al país, pasando la frontera”, aclaró.

Pensando en el plantel con el que cuenta para este temporada, Paula opinó: “La brecha entre juveniles y mayores se está acortando. El año pasado veías el banco y dudabas, porque no sabias si podían manejar semejante responsabilidad para partidos importantes. Pero hoy no; ves a Berenice (Almeyda) con más personalidad, Lucía Nonnis que va a ser la gran joya, como las hermanas Onofri; a Sol no me animo hablarle porque tiene cara de mala (risas). Tienen un grado de madurez más alto. Les digo que no se apuren, no nos van a resolver problemas, el día de mañana es la devolución y ahí probarán; ahora en su categoría parecen gente grande y se destacan”.

Para las más chicas es importante congeniar con las referentes, y a eso la DT no le teme: “El grupo de mayores es excelente, lo que buscamos arriba lo hacemos abajo también; jugador complicado, afuera. Estamos con una filosofía de trabajo común, hay mucha comunión de entrenadores y jugadoras entre sí. Las grandes las adoptan, hay gran relación y se apoyan mucho”.

Ejemplificando con las referentes, la entrevistada se apoyó en las extranjeras: “Eso es fundamental, la adaptación no es fácil. Fernanda (Melo) llegó porque vimos dos videos, Tanya (Acosta) estaba en Brasil y nos dijo que era buena. Estaba en un equipo con problemas con el DT, rescindió y se fue; me vino joya. Alejandra (García Croquer), en su momento, pasó lo mismo; jugó en Europa con Marcela (Re) y la recomendó, sabiendo que como persona es excelente”.

Por último, la mandamás de las Lobas destacó a dos personas que trabajan en el club: “Julieta (Maresca) es mi mano derecha, trabajo antes en el club y cuando se fue no pudimos enganchar otro entrenador como ella, con un perfil que trabaje codo a codo; Gimnasia ofrece muchas cosas buenas pero hay que remarla en dulce de leche. Había mucha comunicación por el futuro de gimnasia, sin celos y que haya vuelto fue la gloria. Milagros (Cova) se vino y nos ayudó mucho, me descansó y hacemos un trabajo muy interesante con las mismas ideologías”, cerró.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *