FÚTBOL PROFESIONAL

MÁGICO ALDERETE

Gimnasia volvió al triunfo ante uno de los escoltas de Boca en el inicio de la fecha, con varios rendimientos interesantes que le dan regularidad al juego del equipo en las últimas fechas. El paraguayo Alderete el más destacado, seguido por Aleman y Pereyra.

Podio: Omar Alderete, Brahian Aleman y Facundo Pereyra.

Alexis Martín Arias (6): le ahogó un mano a mano a Gudiño que hubiera cambiado el partido en la primera parte, y fue la más clara de la visita. Seguro para cortar los envíos aéreos, mantuvo la valla invicta por tercera vez en cinco partido de 2018.

Ezequiel Bonifacio (5): desde su aceleración y por momento atolondramiento, ganó y perdió duelos individuales, y fue oxígeno por su sector. Alterna buenos cortes con descargas simples pero fallidas.

Manuel Guanini (6): Nicolás Blandi fue un buen desafío para el central albiazul y lo superó en buen nivel. Aún tiene distracciones que debe evitar para no generar problemas en el arco de Martín Arias. Seguridad en el juego aéreo y firmeza en los anticipos.

Omar Alderete (7): toma riesgos pero transmite seguridad al hacerlo. Busca siempre la descarga o la salida limpia, pero cuando es necesario no duda en buscar la salida larga. Tuvo un par de cabezazos que podrían haber abierto el marcador y hasta tiró una rabona para tirar un centro.

Facundo Oreja (7): no se proyecta en ataque, pero eso es sacrificado para cerrar su sector y anular a aquel que quiera atacar por su sector. Firmeza, seguridad, rebeldía, empuje, para desmoralizar al rival que quiera superarlo.

Lorenzo Faravelli (4): en un partido con varios niveles interesantes, quedó en el debe por su escasa incidencia en el juego. No se acopla para la marca, ni tampoco se asocia en la creación.

Fabián Rinaudo (6): si Belluschi tuvo una sola situación en libertad para manejar el juego del Ciclón, fue por el capitán. Muy cerca del hombre creativo de la visita, Fito lo anuló para ahogar su posibilidad de juego. Contó con un disparo en el segundo tiempo que Navarro se exigió para mandar al córner.

Facundo Pereyra (7): totalmente distinto al que fue entrando en los segundos tiempos. Fue un alivio para Niell al ser un complemento en el ataque, por momentos se asoció a Aleman, y se hizo cargo de la pelota parada de buena manera. Nunca abandonó la jugada del gol, y convirtió en el segundo palo tras asistencia del uruguayo.

Brahian Aleman (7): pinceladas para generar faltas y pausar el juego cuando fue necesario. Por momentos encontró un buen socio en Pereyra. Toque para deshacerse de Angeleri, y gran habilitación al segundo palo para la llegada del goleador de la noche.

Nicolás Colazo (5): tiene partidos con participación activa en el desarrollo pero no fue este uno de esos, pero es regular y cumple con su parte. Ayudó a Oreja y Rinaudo en el sector izquierdo y el centro del campo, respectivamente, en la parte defensiva.

Franco Niell (6): su juego se vio beneficiado por el ingreso de Pereyra, al no encontrarse tan solo a la hora de atacar. Ya sea para pivotear como para combinar posiciones, se lo notó cómodo con esa dupla. No contó con situaciones claras pero trabajó mucho para el equipo.

 

Ingresaron: 

Agustín Bolívar (5): a pocos minutos de ingresar, se desprendió del mediocampo y llegó al área para asistir a Niell que no pudo definir.

Jerónimo Barrales (4): le costó entrar en el partido, y a medida que corren los minutos y las situaciones desperdiciadas su juego se condiciona más. Falló una clara situación tras pase de Bonifacio.

Lucas Licht (-): volvió después de su lesión en el tobillo que lo marginó en el inicio del año y contó con algunos minutos.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *