FÚTBOL PROFESIONAL

CON LA SOGA AL CUELLO

Con una racha negativa de cinco partidos sin victorias y un promedio que lo apreta cada vez más, Temperley recibe a un Gimnasia en alza.

Desde su histórico ascenso a la Primera División a fines de 2014, en esa bochornosa decisión de que diez equipos iban a ascender para armar el torneo de 30, Temperley lucha torneo tras torneo por no caer nuevamente en la segunda división del fútbol argentino. En su primer certamen no tuvo un mal rendimiento pero la AFA había decidido que nadie iba a descender. El agobio de la zona roja de los promedios comenzó a perseguirlo los dos campeonatos siguientes, donde una sola unidad primero lo separó de Argentinos Juniors en 2016, único en caer al Nacional B, y luego de Aldovisi, el más próximo de los caídos, en la temporada 2016/17. A falta de diez fechas, el Gasolero se encuentra en puestos de descenso, a catorce puntos de Vélez, un desafío muy complicado para el conjunto de Gastón Esmerado.

El conjunto celeste hace 500 minutos que no convierte, el último grito fue de Sanchez Sotelo, en la victoria 2 a 1 ante Tigre de la Fecha 12. Desde allí, hasta ahora cayó ante Atletico Tucuman 3-0, Talleres 1-0, Boca 1-0 e igualó sin goles en los últimos dos encuentros: Independiente y Newell’s.

Para recibir al Lobo, el ex técnico de Guillermo Brown de Puerto Madryn realizaría dos modificaciones con respecto al equipo que igualó sin goles en Rosario ante Newell´s y sumó su quinto partido sin victorias. Ambas modificaciones serían en la zona defensiva, con los ingresos de Adrián Scifo y Matías Nani por Agustín Sosa e Ignacio Boggino, respectivamente.

De esta manera, los once del Gasolero que reciban al Tripero estarán compuestos por: Josué Ayala; Agustín Sosa, Matías Nani, Williams Riveros, Marcos Pinto; Fernando Brandán, Federico Fattori, Adrián Arregui, Leonardo Di Lorenzo, Matías Orihuela; Fabián Muñoz.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *