FÚTBOL PROFESIONAL

“ME DIJO QUE ME DIVIERTA”

“Perdiendo o ganando uno tiene que demostrar lo que sabe”, toda una declaración de principios de Lautaro Chavez, que fue el primer juvenil que hizo debutar Facundo Sava en primera división desde que llegó al Lobo. La “joya” tuvo un debut prometedor.

De contextura delgada, tez morena y con una sonrisa sorprendida en el rostro, Lautaro Chavez se va a encontrar con el “Colorado”. Apenas le da unas indicaciones y Chávez va con el número del que sale al cruce con el cuarto arbitro. Mientras espera en la banda para entrar, miles de triperos se preguntan ¿Es Chavez? ese chico que trajo Darío Ortíz y es “la joya” del Club. Transcurren los 37 minutos del segundo tiempo y el chico de 17 años espera, seguramente piensa en la familia cuando la espera para saltar al campo se hace larga, la pelota no sale. En una contra, un viejo zorro como Cvitanich se la dejó a Sperdutti y marcó el 2-0. Apenas marcó el segundo tanto la visita, el árbitro da el permiso para el cambio y el “17” reemplazó al “14”; ¿un cambio “revolucionario”? Chavez por Bolivar.

El chico nacido en 2001 ya habló con la prensa, pero en Abasto, allí donde los periodistas y las cámaras son menos y están acostumbrados a verlo. Ahora, sale y se enfrenta a la prensa, la transpiración se apodera de su frente, el pibe da sus primeras declaraciones luego del debut: “No me imaginaba que sea así, creí que iba a entrar ganando”, dijo. Parece que la decisión de Sava fue contraria a lo que alguna vez hablaron entre ellos. Pero todo se resumió a lo que le dijo el DT antes que salte al campo: “Me dijo que entre y disfrute. Que muestre lo que sé”, y eso que sabe es gambetear y lo dejó en evidencia cuando Bettini lo fue a marcar, le tiró un caño como un win experimentado.

“Estaba muy concentrado en el partido, ahora valoro el cariño de la gente”, mencionó a la pasada. El pibe que no debutó pero que todos hablaban, al que todos aplaudieron con los escasos minutos que tuvo. “Por suerte me salieron bien las cosas y el primer pase estuvo bueno”, continuó diciendo ante la primera pelota que tocó. “No me sentía para entrar, era un partido muy peleado. Me tocó entrar y lo aproveche”, analizó y dio su parecer.

Las ansias lo carcomían, es un juvenil que dio muchos saltos en las inferiores y estaba a un solo paso de ponerle inicio a su carrera como profesional y se le dio: “Estaba ansioso como todo chico de 16/17 años que debuta en primera”. En relación a esto, soltó algo que le dijo el entrenador, Facundo Sava, “me dijo que me divierta”. Continuando con esto último, destacó: “Es lo que sé, desde chico. Perdiendo o ganando uno tiene que demostrar lo que sabe”. Esas cosas se aprenden en los potreros, entre patadas rivales y gambetas propias, algo que intentó en los minutos que jugó.

Además, el joven correntino, se acordó de Hernán Darío Ortíz: “El ‘indio’ me trajo y también me insistió cuando me volví a mi casa, cuando quise abandonar. Otro que me ayudó fue Nachito Fernandez”, mencionó en relación a ese momento en el que llegó a La Plata y no se podía acomodar, extrañaba a la familia. Ahora, el pibe que todos esperaban que debute, debutó y tiene un futuro enorme. ¡A cuidarlo!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *