BASQUET TNA

“ME GUSTARÍA SEGUIR EN EL LOBO”

Uno de los más destacados en la temporada por la Liga Argentina, Matías Sesto, pasó por SOMOS LOBOS Radio y analizó el año del tripero en la segunda categoría del básquet nacional. Además, habló sobre el duelo ante Echague suspendido: “Nos queríamos hacer cargo de la situación”.

La temporada para el básquet tripero dio por finalizada, y entre cambios de entrenadores y sanciones a rivales, el lobo pudo mantener la categoría. Para hablar de todo esto, Matías Sesto habló al aire de Radio Night.

El entrevistado aclaró cómo se enteraron de la suspensión a Temperley y la suspensión del playout: “Fue un poco sorpresivo y con muchas sensaciones encontradas porque estábamos con un pie en el colectivo para viajar y nos encontramos con esta noticia. Por un lado nos queríamos hacer cargo de la situación en la que estábamos pero por otro lado fue un alivio porque nadie quiere jugar esa instancia”, y agregó: “Fue una temporada larga y dura con muchos cambios, pero tuvimos muchas oportunidades para evitar en la situación que terminamos. Nos queríamos hacer cargo entrenando lo más duro posible para robar un partido allá”.

Días previo a lo que iba a ser el duelo en Paraná, se oficializó la salida de Héctor Santini: “Fuimos los últimos en enterarnos de la situación, no creo que haya sido una buena decisión con respecto al grupo; pero como siempre que cada uno se fue y otro que llegó tratamos de hacer página blanca y pensar en lo mejor para el grupo. Fue una bomba de tiempo pero nunca vamos a saber qué pasó o cómo se dieron las cosas. Tratábamos de enfocarnos en los partidos que venían”, argumentó el alero, que también tuvo palabras para el nuevo DT: “Mauro (Tartaglia) es un gran entrenador, es muy parecido a lo que era César (Adriani). Tiene muchos conceptos actuales, y cuando entrenamos tres días antes de viajar nos sentíamos muy cómodos. La experiencia viene con el andar y si está con el equipo va a andar muy bien porque tiene muy buena predisposición y está bueno eso”.

Sobre todos los cambios que sufrió el plantel a lo largo de la temporada, el ex-Atenas se focalizó en uno: “El año pasado y este fueron dos realidades distintas, de todos los cambios el que nos hizo cambiar de realidades fue el del año pasado, cuando César (Adriani) dejó el equipo y fue cortado Howard (Wilkerson) del grupo, porque nos sorprendió y nos metimos en un pozo que no pudimos salir”. Sobre las consecuencias de esto, continuó: “Sabemos que un extranjero puede ser cortado en cualquier momento, pero el tema es quien viene; cuanto puede aportar al equipo y conocerlo. Creo que en la segunda parte del año nunca pudimos tener una idea clara de juego, contamos con muchas lesiones; Leo (La Bella) se lesionó en el primer partido año y Lisandro (Villa) también, no tuvimos suerte en eso pero también llegamos al último partido con chances y depender de nosotros mismos”.

Analizando lo que fue la temporada, uno de los refuerzos para la 2017/18 resaltó lo que costaron los partidos de visitante: “Fue algo difícil, en la primera fase ganamos un solo partido afuera pero como local no perdíamos y estábamos arriba, como la mayoría del equipo. Sin embargo, en la segunda parte no ganamos fuera de casa, los otros equipos sí y se animaban de jugar de igual a igual en cualquier lado. Al principio era un problema de todos los equipos, pero más allá de eso anímicamente sabíamos que volvíamos a casa y jugábamos de otra manera”, y algunas derrotas en el Nethol fueron vitales: “Pero después como local perdimos partidos claves como contra Rocamora o contra La Unión, que si ganábamos estábamos salvados y jugábamos hasta playoff, fue una deuda en la temporada ganar de visitante”.

El número seis venía de jugar el Provincial con el de calle 13, pero no sintió la diferencia de categorías: “El básquet es uno solo, tengo 26 años y varios recorridos en el deporte. No me costó adaptarme porque el grupo me hizo sentir así, me dieron confianza y lo aproveché; además nadie me regalo nada y esto se da en un esfuerzo que nadie lo ve, que es un trabajo de entrenamiento. La diferencia entre torneos es mucha, pero pude mantener un equilibro en la temporada”, y volvió a subrayar la ayuda del plantel: “A uno o dos del equipo ya los conocía del básquet platense, que me dieron mucha confianza. Los chicos son unos fenómenos, son un gran equipo y algunos son emblemas de Gimnasia, así que estoy muy contento; viví con Brandon (Nazione) y hablábamos que éramos un equipo muy unido”.

Por último, el triplero habló sobre su futuro: “Me gustaría seguir en el lobo, falta mucho para saber si continúo o no y ver lo que deciden los dirigentes para no repetir los resultados de esta temporada. Me siento cómodo acá, estoy hace tres años y medio en la ciudad; hice una buena temporada y demostré estar a la altura”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *