FÚTBOL PROFESIONAL

CON LOS PIBES SE PUEDE

Gimnasia cerró un torneo largo y difícil con una sonrisa al derrotar a Newell´s. El Monito Gómez volvió a destacarse y fue el mejor, acompañado en el podio por Matías Melluso, al igual que Gómez, en interesante nivel en los tres partidos con el Indio, y Nicolás Ortíz por su debut con gol.

Podio: Matías Gómez, Matías Melluso y Nicolás Ortíz. 

Alexis Martín Arias (5): fue exigido solo en una oportunidad, y, pese a la duda del achique, pudo controlar el tiro del delantero Leal. Tuvo un déficit marcado en la parte final del torneo que fueron las salidas a cortar.

Facundo Oreja (5): controló su sector, y no tuvo complicaciones en lo defensivo. Intentó adelantar su posición en algunos ataques pero no lo hizo con claridad. Quizás haya sido su última presentación en Gimnasia tras seis años en la institución.

Maximiliano Coronel (5): le costó la lucha con el portugues Leal, alternando buenas y malas. En los últimos partidos lo complicó el enfrentamiento mano a mano, donde tuvo que cortar con falta la mayoría de las veces.

Nicolás Ortíz (6): debut con gol en su primer partido en la máxima categoría. Mejor cuando devolvió, anticipó y chocó que cuando manejó la pelota. Apareció en el segundo palo tras un tiro libre de Faravelli y le rompió el arco a Ibáñez para abrir el marcador.

Matías Melluso (6): en la primera parte, la velocidad y verticalidad de Fértoli lo complicaron pero se asentó en la segunda parte y ya no tuvo problemas. Tiene buena salida en largo, es criterioso al sumarse al ataque, aunque no lo hizo con asiduidad. Una buena noticia para Gimnasia, en un sector del campo que hacía tiempo estaba vacío.

Fabián Rinaudo (6): mejor cuando marcó con compañía que cuando tuvo que abarcar mucho espacio, ahí lo complicó la velocidad de los rivales. Lideró la presión alta cuando Gimnasia atacaba, buscando rápidas descargas para darle continuidad al ataque.

Nicolás Colazo (6): fue un buen ladero de Rinaudo en estos últimos partidos, aportando más al equilibrio del medio campo ayudando en la marca, que en la parte ofensiva. Con seis conquistas fue el goleador del equipo en el torneo.

Nicolás Dibble (5): como en su rendimiento a los largo del torneo, tuvo momentos de desequilibrio con diagonales del costado al centro o desbordando, pero también ratos de partido perdido y sin participación en el juego.

Lorenzo Faravelli (5): le costó ser el eje del juego ofensivo y encontrar un sector del campo donde sentirse cómodo. Buena ejecución del tiro libre en la apertura del marcador.

Matías Gómez (7): la mejor noticia del Gimnasia en este 2018. Tres partidos le bastaron, entre ellos Independiente y Boca, para demostrar que está capacitado para formar parte del plantel profesional y contar con una buena cantidad de minutos. Verticalidad, desequilibrio, gambeta, y cuando es necesario, retroceso para ayudar en la marca. El gran acierto del Indio.

Nicolás Contín (5): abusó del uso del cuerpo en varias situaciones que pedían jugar rápido al espacio o a un compañero mejor posicionado. Tuvo una situación muy clara donde apostó más por la potencia que por la definición y remató por encima del travesaño. No se le dio el gol, pero tuvo buenas actuaciones, jugando más para el equipo.

 

Ingresaron:

 

Lucas Licht (4): en sus primeros minutos estuvo prolijo, haciendo entregas seguras y apoyando a Melluso con la marca. En los últimos minutos desperdició claros contragolpes para definir el partido.

Brahian Aleman (5): algunos detalles de calidad. Exquisitez para asistir a Bonifacio en el segundo gol.

Ezequiel Bonifacio (5): cerró su mejor registro goleador en un torneo con cuatro conquistas. Pisó el área y sacó un bombazo al ángulo izquierdo de Ibáñez, en un movimientos muy pedido por cada técnico que pasó.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *