APB BASQUET

DE UN LADO Y DEL OTRO, SANGRE AZUL Y BLANCA

Previo al duelo entre Universitario-Gimnasia los hermanos Caviglioni, uno en cada club, hablaron en exclusiva con SOMOS LOBOS y anticiparon lo que será el partido del martes en Gonnet. Además, la pasión por el club: “El lugar donde elegimos y queremos estar”.

A dos fechas del final de la fase regular del Apertura, muchos equipos en la zona A2 se juegan el ascenso y también la posibilidad de no bajar de categoría. Ambos casos son el de Universitario y Gimnasia, equipos que se medirán el próximo martes. Para sumarle más condimentos a un partido especial, los hermanos Caviglioni se medirán en cancha: Ernesto (derecha) juega en la U y Augusto (izquierda) en el albiazul, pero ambos con el corazón bien tripero.

El mayor de los hermanos (22) jugó toda su vida en el lobo, hasta que el año pasado decidió dar un paso al costado para pasar al conjunto de Gonnet: “La primera vez me costó bastante, estaba nervioso y no quería. Ahora es más natural, lo vivo como uno más pero sabiendo que juego contra el club que amo y que jugué toda la vida”, dijo cuando se le consultó sobre lo que es enfrentarse a Gimnasia.

Por parte de Augusto (21) pica la naranja en el Nethol desde los cuatro años, y aún no vistió otra camiseta en el deporte. En cuanto al duelo que se viene por la fecha 13, analizó: “Espero un partido muy duro. Ellos ganaron la semana pasada y se sacaron esa mochila de tantos partidos perdidos y creo que van a jugar más sueltos. Creo que la clave va a ser estar metido los 40 minutos, no darles la chance de que tomen confianza porque en su cancha se hacen muy fuertes”.

Además de enfrentarse al club de sus amores, del otro lado habrá gente muy querida para “Tito”, y él lo anticipó: “Siempre que juego contra Gimnasia voy a jugar contra amigos y ahora también contra mi hermano. Está bueno porque jugamos toda la vida juntos y nos conocemos muchos; voy a tratar de disfrutarlo”. A esto también se refirió su hermano menor: “Enfrentar a mi hermano me deja sensaciones encontradas. Por un lado está bueno, porque nos conocemos y nos podemos llegar a divertir adentro de la cancha. Pero por el otro lado es mi hermano, y a la hora de jugar duro o hacerse fuerte abajo del aro va a costar. Igual cuando empieza el partido y estas adentro de la cancha te olvidas si está tu hermano o no, jugas igual que siempre”.

Analizando lo que fue la temporada para el Funebrero, el mayor aclaró: “La verdad que empezamos con otro objetivo, perder 4 o 5 partidos muy ajustados nos bajoneó bastante, no supimos cerrar otros y bueno, la realidad es que terminamos descendiendo. Pero el equipo está muy comprometido y el torneo que viene vamos a dejar todo para volver”. Del otro lado, “Toto” pensó en este 2018 para los de Tartaglia: “El equipo está haciendo una gran temporada. Lo más importante es que logramos cierta regularidad, entrenando y trabajando bien durante la semana y demostrando que estamos para ascender partido tras partido. El objetivo principal es ascender en esta primera parte del año y en la segunda es asentarnos en primera”.

Por último, los hermanos (ambos juegan de cinco) apuntaron a sus objetivos para este año: “En lo inmediato terminar jugando bien estos 2 partidos y hacer un receso bueno, con mucha intensidad para arrancar el torneo que viene con todo y volver a fin de año. El martes vamos a salir a ganar así que espero eso, sin dudas”, afirmó Ernesto; mientras que Augusto contó: “En el club me siento bien, es el lugar donde quiero estar siempre. Esta temporada como objetivo tengo hacer un gran torneo de sub21 y poder llegar a instancias finales y además tratar de ganarme un lugar en primera. A partir del año que viene cuando sea mayor mi meta es poder quedarme en el club y seguir ganando minutos en primera”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *