FÚTBOL PROFESIONAL

MONITO A OCTAVOS

Segundo triunfo seguido por Copa Argentina, esta vez ante Olimpo, para alcanzar los octavos de final tras dos años. El Monito Gómez volvió a ser el más peligroso en ataque y como recompensa convirtió su primer gol profesional. Facundo Oreja y Fabián Rinaudo lo secundaron como los más destacados del Lobo.

Podio: Matías Gómez, Facundo Oreja y Fabián Rinaudo.

 

Alexis Martín Arias (5): al igual que ante Sportivo Belgrano, no fue exigido con asiduidad. En la última jugada de riesgo falló en la salida pero el cabezazo de Rodríguez pegó en el travesaño y el rebote capturado por Vidal terminó en la tribuna. En la parte final del partido, se mostró atento para actuar en algunas oportunidades como líbero.

Facundo Oreja (6): en la primera parte, sus espaldas fueron el camino elegido por el rival una y otra vez para aproximarse a Martín Arias, mientras que en ataque fue constante pero no pudo resolver con precisión. En el complemento, se asentó en su sector y abortó cada ataque de Olimpo.

Manuel Guanini (6): en su regreso a la titularidad, demostró un buen nivel. Simple a la hora de las salidas, atento para los relevos y rápido para las coberturas, más que nada para cubrir los ataques por el costado de Oreja.

Maximiliano Coronel (6): mejor en comparación al partido anterior. Mejor en las salidas, cuando pudo se sumó al ataque aunque no pesó. Buena dupla con Guanini.

Matías Melluso (6): arrancó muy activo en ataque, aunque no pesó tanto a la hora de resolver. Olimpo lo exigió más que Sportivo Belgrano, y resolvió bien en cada situación.

Víctor Ayala (4): nunca entró en partido, impreciso en las descargas en ataque y ausente para el apoyo en el mediocampo. Es el encargado de las pelotas parada, pero no lo hizo correctamente.

Fabián Rinaudo (6): en la primera parte tuvo mucho campo para cubrir, al no tener apoyo de parte de Faravelli y Ayala, y sus espaldas fueron atacadas varias veces. En el complemento retrocedió unos metros, y el equipo ya no sufrió los contragolpes rivales.

Lorenzo Faravelli (4): su presencia le podía dar una pausa a la constante verticalidad que tiene el equipo, pero le costó entrar en juego, y cuando lo hizo, por lo general de manera errónea. Mejor en el complemento, pero inconstante.

Juan Cataldi (5): con espacios puede hacer pesar su velocidad y claridad en las descargas, pero le cuesta en plano físico, en los mano a mano o forcejeos. Excelente pase al vacío para Gómez en el gol del triunfo.

Santiago Silva (5): la lucha con los centrales y el despliegue le pasan factura a la hora de definir jugadas. Juega más para el equipo que para él, y eso le niega las posibilidades propias. Es faro cuando no se puede avanzar, para rebotar o peinar, algo que logró en el gol cuando rebotó un envío largo de Guanini para la asistencia de Cataldi.

Matías Gómez (7): el más desequilibrante del equipo. Rápido y vertical, le da una marcha más a los ataques, aunque le sigue costando la resolución cuando la jugada pide asistencia. Ataque al espacio, toque para desairar al arquero y definición con el arco en soledad para darle a Gimnasia el pase a octavos, y convertir su primer gol con la camiseta albiazul.

 

Ingresaron:

 

Alejandro Melo (5): correcto debut del ex Atlético Tucumán. Buen despliegue en toda la banda derecha, y vertical en ataque.

Lucas Licht (-): contó con una situación para ampliar la ventaja tras una buena combinación con Melluso, pero Lanziani le ahogó el gol.

Hernán Tifner (-): ingresó para tener más posesión a minutos del final.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *