BASQUET TNA

“ES UN CLUB DE RENOMBRE”

Ya como nuevo jugador del lobo, Nicolás Remolina habló con SOMOS LOBOS al aire de Radio Night y analizó su llegada al club. Además, se refirió a los objetivos y su carrera profesional.

Si bien el básquet está de parate, los dirigentes siguen en movimiento y buscan en el mercado de pases nuevas caras para cambiar la floja temporada de la Liga Argentina pasada. Con varios refuerzos, la primera llegada fue la de Nicolás Remolina.

El base habló en exclusiva al aire del 91.5 sobre sus días como nuevo jugador tripero: “Mi llegada a Gimnasia fue la semana pasada, se contactaron conmigo, me ofrecieron ir al club y la oferta me encantó. Mi objetivo era mantenerme en la Liga Argentina y pude llegar; ni lo pensé”, y agregó: “Hablé con Mauro (Tartaglia), me contó un poco la propuesta y quedó todo establecido”.

Para explicar el por qué de la llegada al club, dijo: “Una de las cosas que me gustó fue la cercanía, soy de Temperley y eso influyó. Además, es un club de nombre en la categoría y en el básquet; también dentro del plantel ir de recambio me servía”. Las referencias ayudaron a su arribo: “Sé que es un club histórico y conocía a Rafa (Rosende) donde compartí las inferiores de Boca. Le pregunte qué opinaba del club y me dijo que era un club bárbaro y me dio buenas referencias de las personas de adentro”.

Justamente al ser del gasolero, se refirió a la sanción para el celeste: “Fue muy raro, soy hincha del club y me puso triste porque me iba a cruzar con ellos; no era la forma, sino que la sanción era para el dirigente y no para el club. Es una lástima porque podría haber jugado cruce de playoffs y se perdió la posibilidad”.

Foto: Basquet Plus

El jugador también analizó la temporada hecha: “Arranque en Temperley, a mitad de temporada fui a Centro Español con un buen cierre porque llegamos a semifinales. Pude sumar los minutos que esperaba, me fui sintiendo cómodo y cerré una buena temporada”. Con dos equipos en su carrera que pertenecen a la Conferencia Sur, hizo un balance del grupo: “La conferencia Sur es pareja, como toda la categoría. Me llamaba la atención que cualquiera te ganaba y a cualquiera le podes ganar; no deja de ser pareja a pesar de los clubes que participen. La localia debe ser fuerte, y de visitante buscar algún triunfo para mantenerse en la tabla, pero de visitante cuesta el doble”.

Nicolás contó su corta carrera dentro del deporte: “Arranqué en Mini-básquet en Temperley, pase en juveniles  a Boca y después a Independiente de Tandil para el Torneo Federal. El año pasado volví a Temperley y luego a Español”. Con apenas veinte años, el base tuvo viajes a Neuquén y Plottier: “Tuve la suerte que en Neuquén tengo familia y eso ablanda, pero hay momentos que son complicados. Son sacrificios que hay que hacer, te vas haciendo amigos y la vas llevando; y si bien te acostumbras, cuesta”.

Algo al que el Mens Sana busca escapar es no repetir la temporada pasada y su pelea con el descenso: “Nunca tuve la oportunidad de jugar por el descenso, no debe ser nada lindo y bastante complicado; pero eso te forma como jugador. Esta temporada ese factor va a cambiar, hay jugadores más jóvenes; pero es una situación complicada”, y cerró refiriéndose a sus cualidades: “Soy un jugador bastante defensivo, busco cambiar los ritmos y la intensidad, de presionar a los otros bases y tratar de que mi equipo corra. Cambiar el ritmo es lo esencial”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *