FÚTBOL PROFESIONAL

MEJORÓ PERO PERDIÓ

Gimnasia no pudo extender su racha de victorias y cayó ante Banfield, pese a mejorar su juego en comparación a la victoria ante Argentinos Juniors. El Monito Gómez con su habitual chispa en ataque, el central Piovi en su debut con la albiazul y la referencia oriental con su garra fueron de lo mejor.

Podio: Matías Gómez, Gonzalo Piovi, Santiago Silva.

 

Alexis Martín Arias (6): Cvitanich lo engañó en la ejecución del penal, después mantuvo en vida a Gimnasia a lo largo del partido con buenas intervenciones desde la ubicación y la atención.

Facundo Oreja (4): sufrió las subidas constantes de Bertolo por su sector, donde una de esas terminó en el penal que derivó en el gol. Perdió más de lo que ganó en los ataques del delantero. Tuvo algunas subidas en ataque que terminaron en malas decisiones o ejecuciones.

Maximiliano Coronel (5): el delantero centro del local fue un dolor de cabeza porque no pudo controlarlo, ni anular sus participaciones. Delegó las salidas desde el fondo a su compañero de zaga. Cerró en algunas oportunidades las espaldas de los laterales.

Gonzalo Piovi (6): su ingreso le daría una salida limpia al equipo, y lo logró, con verticalidad en alguna de ellas, que permitió comenzar el ataque unos metros más adelante. Tuvo una sola falla que casi cuesta el segundo gol de Banfield, pero se repuso al tapar el cabezazo de Cvitanich.

Matías Melluso (5): arrancó impreciso en los ataques y apresurado en la marca, pero con el correr de los minutos fue ajustando ambos aspectos aunque decreció su nivel en comparación a los últimos partidos.

Víctor Ayala (4): desaparecido en el partido. Muchas descargas erróneas, ataques desperdiciados y pelotas perdidas. Nuevamente fue el primero en salir.

Fabián Rinaudo (5): Cvitanich explotó el sector que quedó libre a sus espaldas, y siempre alguno de los volantes internos (Cecchini o Kalinski) también. Tuvo el apoyo de Faravelli, pero quedó mucho campo para cubrir. No fue necesario que se haga cargo de las salidas, pero aún así quedo expuesto en varias jugadas.

Lorenzo Faravelli (5): fue ladero de Rinaudo en algunos pasajes del partido en cuanto a la marca, y estuvo más participativo en el plano ofensivo. Le faltó ajustar las descargas, y contó con remates que llevaron peligro.

Santiago Rosales (5): en la primera parte estuvo demasiado intermitente, pero en el complemento mejoró y fue más profundo en los ataques. Desde la velocidad y verticalidad, fue peligroso por el sector derecho del ataque.

Santiago Silva (6): no tan retrasado en el campo como venía ocurriendo, actuó de pivot en varios ataques para la llegada de los volantes. Sigue sin contar con situaciones para definir, pero hace un gran laburo para el equipo.

Matías Gómez (6): lo más picante en el ataque albiazul. Partió desde el sector izquierdo, pero también se cruzó y actuó por la derecha en la primera parte. Desde la velocidad y la insistencia, es de lo mejor de Gimnasia en el ataque en estos partidos.

 

Ingresaron:

 

Eric Ramírez (5): ingresó enchufado, con dos remates, uno apenas desviado y otro tapado por Arboleda, y aportando en el retroceso.

Mauro Guevgeozián (-): entró para formar el doble 9 con Silva, pero no llego ningún centro al área pese a disputar 25 minutos.

Juan Cataldi (-): algunos toques, sin entrar en juego.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *