“CERRAMOS UN AÑO EXCELENTE”

Juliana Olivero habló en exclusiva con SOMOS LOBOS y analizó lo que fue este 2018 para las Lobizonas en todas sus categorías. Además, las ventajas de contar con el sintético propio: “Si podríamos vivir allí, más de una lo haría”.

Se acerca un año nuevo, y todos los deportistas se encuentra descansando pensando en la nueva temporada que se avecina. Sin embargo, también es el momento de reflexionar acerca de lo que se hizo durante todos estos meses.

Ese fue la situación para Juliana Olivero, jugadora de las Lobizonas: “Este año fue excelente, creo que desde los comienzos hasta el final dejamos todo, hemos tenido la responsabilidad de tener que dejar al club en lo más alto y lo logramos. Se notó no sólo en los resultados sino en la construcción que fuimos haciendo a lo largo del año con respecto a los objetivos. Desde ese lado, cerramos un año excelente”.

Puntualizando en la Primera y la Intermedia, la defensora destacó: “No nos quedamos con ganas de más. Si bien a todos nos hubiera gustado que Inter llegue a la final y nosotras en Primera ganar el último partido las dos categorías en el campeonato quedaron primeras, y el objetivo que era ese se logró; por ese lado súper satisfechas. Obviamente que uno se queda con el sabor amargo de no haberlo coronado con un campeonato, pero igual tuvimos logros inmensos y dimos todo para lograrlo”.

Luego fue el turno para el resto de las categorías, y Juliana explicó: “Estamos todos felices, han demostrado que Gimnasia tiene un semillero extraordinario y súper fuerte que día a día va creciendo; quedó demostrado viendo cómo las categorías entraron a playoffs y han estado entre las mejores cuatro, que estamos para un montón y tenemos jugadoras para rato. Es un gran combo que nos hace seguir creciendo y es ver como el hockey de Gimnasia tiene muchísimo futuro”.

Uno de los hechos importantes para el club este año fue la presentación de la cancha de sintético, y Olivero no esquivó a eso: “Ir a El Bosquecito y encontrarse con semejante obra como es el sintético parece mentira, porque es algo que peleamos muchísimos años. Todas las vivimos con la misma intensidad porque dimos todo para vivirlo y es estar en un sueño todavía. Si bien no lo concretamos con un partido oficial, la verdad que es todo un sueño y la alegría inmensa, parece mentira. La estamos tratando de aprovechar al máximo, hoy en día no estamos entrenando pero nos organizamos para ir y pisarla, si podríamos vivir ahí más de una lo haría”, y agregó: “No es sólo para nosotras sino un proyecto para todas las categorías, porque las nenas están incluyendo en el juego más técnica y les faltaba esta superficie para poder entrenarse; tenerlo a ellas les va a cambiar un montón la manera de jugar”.

En cuanto a cómo es el trato de la institución, “Lobi” fue clara: “En el club te vas a sentir bien porque siempre se ha forjado gente humilde, buena, que va con el corazón y hace las cosas con cariño, porque a lo largo del año se logró todo esto con esfuerzo y sudor; y de repente te encontrás con gente genial que podes compartir un montón de cosas, que siempre abren las puertas para que la gente se sienta acompañada y de ese lado siempre acompañando. No es por agrandar ni nada, pero cada persona que ha venido se queda con los mejores recuerdos porque realmente se nota que las cosas se hacen con amor”.

Dejando atrás el balance anual, la jugadora ya apunta a lo que se viene: “Para el año que viene es seguir creciendo, se viene un año súper duro que vamos a jugar en la categoría E con muchos equipos que están formado hace años y nosotros nos estamos acoplando como grupo; pero lo haremos con responsabilidad, que es lo fundamental. Desde febrero arrancaremos con la pretemporada, ansiosa de arrancar ya porque dos meses sin hockey es un montón, esperando para poder pisar la cancha y vestir la azul y blanca que es lo más lindo del mundo y lo que más deseamos”, culminó.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *