Este viernes se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Lejos de celebrarlo, se evidencia la desigualdad de género en todos los ámbitos sociales. Por eso, desde SOMOS LOBOS cuestionamos las relaciones hegemónicas actuales mediante las opiniones de las deportistas del club.

Día más que especial para pensar y cuestionar: este viernes hay un nuevo ocho de marzo, donde se conmemora mundialmente el Día Internacional de la Mujer. Para manifestar y denunciar todas estas desigualdades sociales en todos los ámbitos, las deportistas dieron su opinión sobre la problemática de género.

María Luz Cosulich (@LobasCGE)

Creo que estamos viviendo un momento único en la historia, donde el movimiento de mujeres está siendo el actor social más importante de la política de nuestro país, y del contexto internacional. Me parece súper importante que sigamos construyendo feminismo en todos los espacios que habitemos, la universidad, las calles, los barrios, y en nuestro caso, también el deporte. Un lugar donde vivimos las injusticias y las desigualdades de una manera muy explícita y que han sido de alguna manera “normalizadas”. Es ahí donde tenemos que estar militando y construyendo políticas para que las mujeres tengamos las mismas oportunidades y los mismos derechos que los varones. Y eso no sólo tiene que salir de las pibas, sino que tiene que estar respaldado por políticas institucionales, por eso me parece muy importante y necesario remarcar el rol que esta jugando el área de género del club, un espacio impulsado por hinchas, mujeres, que están militando y levantando las banderas del feminismo en el club, para hacer del deporte, un lugar más justo e igualitario”.

Leticia Da Rocha (@HockeyCGE)

Los movimientos feministas están en un momento de expansión, mejor prueba de esto es la encarnación de una lucha que viene dándose hace años y que hoy se pudo hacer agenda pública. Justamente, hoy el pañuelo es símbolo de esa encarnación, representa una conquista de aquellas que lo empezaron y representa los cimientos de una batalla cultural que se empieza a conquistar. Que sea agenda no es un dato menor, es un primer paso para poder disputar poder a quienes lo detentan hace mucho tiempo. Hay dos cuestiones que se entretejen en todo esto que son lo que representa el capitalismo y el patriarcado como sistemas ordenadores. Ambos son dos sistemas que van de la mano,el surgimiento de la burguesía y el proletariado en su momento dieron lugar a un nuevo rol para la mujer,en al ámbito publico,el trabajo asalariado. Sin embargo,la supuesta igualdad entre hombres y mujeres no es verdadera,es un fetichismo, que se mantiene en el inconsciente de la sociedad,de esta manera las contradicciones no resueltas se expresan en conflictos que emergen como síntomas sociales,denunciando lo que el propio sistema no resuelve,mas aun,lo genera y lo agudiza.( femicidios y travesticidios en su caso mas extremo). Son síntomas del capitalismo. Hoy en día los medios de comunicación son eslabones en esta reproducción de un discurso que nos degrada,nos codifica,y nos asigna un rol en la sociedad, según el género que ésta reconozca,pero peor es el no-lugar por la negación de su existencia de aquellas disidencias en el género que no se corresponden con aquellas (cis-hombre; cis-mujer) que son propias del discurso binario y patriarcal, arrojandolxs a la marginalidad más acérrima. Si no se les reconoce existencia ¿cómo esperar que se les reconozcan derechos? El feminismo como lo entiendo al menos yo, entiende que el género lejos de ser algo natural, es una construcción social,histórica y singular. Los dispositivos de poder nos sujetan y disciplinan nuestros cuerpos creando estereotipos para cada género reconocido. En esa construcción la mujer se encuentra en una relación asimétrica con el hombre, la liberación de la mujer es una lucha que corre paralela a la lucha de clases. Semejante cosificación degrada nuestros cuerpos, los cuales dejan de ser nuestros al ser utilizados por ejemplo, para vender cosas que muchas veces no necesitamos,llegando al extremo de volvernos nosotrs misms un producto más para el consumo. Una violencia que existe impune a pesar de la existencia de legislaciones como la 26485 de protección integral hacia la mujer que en su articulo6 nombra específicamente a la violencia mediática. Es un sistema que nos dice bajo que parámetros debemos vivir nuestras relaciones sexoafectivas, como habitar nuestros cuerpos y el espacio público. Esta es una violencia que se ejerce impunemente en todas las instituciones, la escuela, la familia, la justicia,etc, por lo que, el deporte no es un eslabón aislado, no hay esfera dentro de la sociedad que escape al sistema heteronormativo y patriarcal, bueno a lo mejor si hay un punto de fuga, que son las luchas en la calle, son la marca de la resistencia a todo esto. Podemos pensar como ejemplo en algo tan banal como la infraestructura en el deporte, los baños como están dispuestos? Bajo la lógica binaria, hombres por un lado, mujeres por el otro, lo mismo con las actividades deportivas, sacando muy pocas excepciones que no creo que lleguen a mas del 1%. Entonces, quienes no “encajan” ahí, ¿Qué posibilidades tienen? No hay muchos espacios que contemplen y piensen realmente la organización y el deporte con perspectiva de género, al menos en estos términos, porque hacerlo implicaría romper con esa lógica binaria, pero para eso falta todavía, imagínate que seguimos hablando de la mujer como categoría sin repensar su origen, esta responde al binarismo, que reconoce solo dos géneros, repensar la categoría de mujer con perspectiva de genero e histórica implica dar “muerte” a la mujer sujetada y al “macho”, para dar lugar a las distintas configuraciones identitarias, que reconocen sus límites impuestos y se proponen subvertirlos, recrearlos“.

Lola Schodlbauer (@FemeninoCGE)

“Como sabemos, la inclusión a las mujeres en el ámbito deportivo fue tardía y actualmente siguen existiendo barreras que nos dificulta, excluye y discrimina en la participación de varios deportes, y más visible en el fútbol.
El fútbol femenino va de la mano del feminismo, es parte de la lucha la visibilidad de este. El patriarcado nos cruzo a la mayoría de jugadoras por el medio, desde chicas con el chip de que el fútbol es un deporte masculino, aprendiendo a jugar al rededor de un grupo de varones, escuchando y viendo partidos solo de hombres.
El querer y animarse a jugar al fútbol en esta sociedad no es fácil, desde que yo empecé (13 años) a la actualidad (19) el fútbol femenino creció bastante, la liga amateur platense pasó de jugar en cancha de 7 a cancha de 11, sumando equipos, reservas, sub 17. En el torneo de AFA también se sumaron muchos equipos, pero bastantes o la mayoría en base a lo que les convenía a la primera división masculina, conmebol les exige a los clubes tener equipos femeninos para jugar copas internacionales.
Conclusión, no existe un real crecimiento del fútbol femenino, porque para abrir la disciplina y tenerla entrenando en la oscuridad, en cancha de tierra, sin materiales y demás sigue demostrando la desigualdad y exclusión que nos hacen a las mujeres en el fútbol.
La lucha empezó hace rato, sigue y se hace cada vez más fuerte. Queremos ser escuchadas, necesitamos ser escuchadas. Y como un sueño queremos la profesionalización del fútbol femenino, al igual que los hombres, dedicarnos pura y exclusivamente al fútbol. El deporte no tiene género”.

Victoria Mayer (@LobasCGE)

Para mi son muy importantes todos los derechos que las mujeres han ido ganando. A lo que yo aspiro es que la mujer tenga las mismas oportunidades que los hombres y lo que se evalúe sean sus capacidades o habilidades y no si es hombre o mujer“.

Carolina Pomares (@HockeyCGE)

“Hoy en día el feminismo es un movimiento que está revolucionando la mente de muchas personas, es un movimiento que llego para cuestionar todo. Creo que no debe haber algo más satisfactorio que sentirse respaldada por un grupo de mujeres, que te transmitan seguridad, empatía y confianza. El movimiento llegó al deporte de una manera muy fuerte e imponente porque creo que hablo por todas al decir que estamos cansadas que nos consideren el sexo débil, nos pudrimos de comentarios machistas como “sos mujer, de futbol no hables” o “las nenas no pueden jugar al futbol, para jugar tenes las muñecas” los deportes no tienen género, entendamoslo. En el deporte, en mi caso hockey, encontras un grupo de mujeres empoderadas, luchadoras y fuertes. Hoy en día que el feminismo tenga tanta voz en el deporte, te hace sentir segura y contenida”.

Florencia Albariño (@HockeyCGE)

Creo que el deporte hoy en día sigue siendo considerado como algo tradicionalmente masculino y es por eso que la visibilidad de las prácticas femeninas no tiene el protagonismo que se merece todavía… Hablo de los medios de comunicación y de la promoción de las deportistas a nivel profesional. Pero estoy segura que estamos yendo por un buen camino, apoyándonos entre todas y pidiendo igualdad. Hay que dejar de lado los prototipos que nos impone la sociedad y cambiar de una vez. Creo que de a poco vamos dejando la huella y mostrando que el futuro es feminista“.

Ángeles Ligorria (@LobasCGE)

Estoy a favor de la lucha por nuestros derechos; creo que está dando frutos desde cualquier punto de vista, político, intelectual, deportivo, etc. pero también que nos queda mucho camino por recorrer. ¡Estoy muy orgullosa de ser mujer!”

Juana Innama (@HockeyCGE)

Mi opinión obvio la formo en mi experiencia vivida y esa experiencia de de una mujer, deportista y feminista. En el deporte nosotras tenemos que exigirnos el doble, estamos súper estigmatizadas con que somos débiles, tenemos que jugar y a la vez romper con los estigmas.
En el hockey femenino donde todas nos encontramos de este lado pudimos convenir algunas consignas feministas, a veces jugamos con el pañuelo del aborto, yo lo considero como una forma de militar el feminismo mostrando que somos oprimidxs en todos los ámbitos de nuestras vidas

Rosa Reinoso (@LobasCGE)

El movimiento feminista, es un movimiento que busca la igualdad que trata de combatir las desigualdades basadas en las relaciones de poder basadas en el género, por eso creo que no podemos dejar afuera de la lucha al colectivo trans, esta sociedad patriarcal en la que estamos inmersxs todxs y que no solo nos afecta a nosotras como victimas como sistema hegemonico, sino aquellos varones que no quieren formar parte de él y que por eso como toda revolución tiene su oposición, creo que nada incomoda tanto como una mujer en la calle luchando por sus derechos y creo que gracias esas luchas del pasado tenemos los derechos que tenemos las mujeres y aún quedan muchos por conquistar, el deporte es uno de ellos, ayer una mujer por primera vez luchaba por correr un maraton hoy somos participes de grandes clubes pero seguimos sin ser protagonistas, seguimos sin tener igual reconocimiento, sin igual salario, sin igual espacio de participación, seguimos teniendo que dar explicaciones de nuestro proyecto de vida que no se adecúe a lo que espera la sociedad, que no querer ser madre y dedicarnos a nuestra carrera ya sea deportiva o académica no sea mirado como un acto egoísta, que la maternidad sea deseada o no será, que el aborto sea legal seguro y gratuito, y que paren de matarnos”.

Ornella Sollecito (@HockeyCGE)

Dentro del deporte es notorio el peso que fue adquiriendo la imagen de la mujer a lo largo de los años, cada vez son más las disciplinas en las cuales fuimos ganando terreno, hasta incluso en deportes como el fútbol, el básquet, el rugby entre otros que siempre costó más asociarlos a lo femenino. Creo que se perdió un poco el prejuicio de lo que podían hacer o no las mujeres, pudimos demostrar que estamos a la altura para lograr cualquier cosa que nos propongamos. Que la igualdad es derecho y aunque se que en muchos sectores de la sociedad todavía eso no está del todo claro, hoy por suerte logramos hacernos ver, que nos escuchen. Estamos todas unidas en esto y eso es lo que nos hace fuertes. Todavía falta mucho, pero vamos por buen camino”

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *