Gimnasia cayó ante Argentinos por 2 a 1 y se terminó así la ilusión de la Copa Superliga. El Lobo luchó, pero no se le dió.

El “Indio” Ortíz sorprendió de movida con el esquema, finalmente jugó con línea de cuatro defensores y el gran ausente fue Licht; los once iniciales fueron: Martin Arias; Bolivar, Coronel, Guiffrey, Piovi; Comba, Ayala, Faravelli, Tijanovich; Hurtado y Silva. El DT buscó poner jugadores más veloces para compensar el dinamismo por las bandas del “Bicho”. Corrían 20 minutos de la primera etapa y llovió un centro desde la derecha que cazó Alexis MacAllister ganando en las alturas, y decretó el 1 a 0 para los de Dabove.

Gimnasia no profundizó demasiado en la primera etapa, tuvo cortados los carriles de juego ante la presión intensa de Argentinos Juniors que no paró de correr. El Lobo se vio reducido a algunas pelotas paradas en los pies de Victor Ayala, que los atacantes no pudieron concretar.

En el complemento salió Comba para darle el lugar a Gómez; el “Monito” entró bien y allí Gimnasia cambió el esquema para pasar a jugar con tres defensores, cinco mediocampistas y dos delanteros. El Lobo encontró el gol en una de las tantas pelotas metidas al área, Chaves tapó bien un remate pero en el rebote estaba Silva para empujarla a gol. El “Indio” rápidamente movió el equipo y metió a Mansilla, para aportar en la mitad de la cancha. Con el correr de los minutos, la figura del arquero rival creció y los Triperos no estuvieron precisos en la definición. En el mejor momento de Gimnasia apareció el gol de Argentinos: tras un córner bien ejecutado por MacAllister, Sandoval ganó en las alturas y estampó el 2 a 1, liquidando el partido.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *