LA VIDA ROSA

Con la capitana Reinoso como una de las máximas figuras de la noche, Gimnasia debutó en la División de Honor con un contundente 3-0 ante Argentino de Castelar en casa con parciales 25-14, 25-20 y 25-15. El sábado recibirán a Sholem.

Se jugó la primera jornada, pero no en la primera fecha: tras la suspensión de hace quince días, las triperas recibieron a Argentino de Castelar y las superaron en sets corridos para comenzar de la mejor manera en la División de Honor.

Con la vuelta de algunas jugadoras tras su paso por Selección, y otras que lo vieron de afuera como Berenice Almeyda y Tatiana Vera, el arranque de las Mens Sana fue de un alto nivel donde comenzaron sacando una ventaja firme gracias al buen ataque de Irene Verasio. Esa distancia le permitió cometer algunos errores al local, que sólo le permitió al rival sumar algunos puntos ya que las albiazules ganaron el primero con un contundente 25-14.

El segundo set fue de lo más peleado: las dirigidas por Paredes pasaron al frente en varios pasajes del encuentro, aprovechándose de desatenciones triperas principalmente en la recepción. Sin embargo la capitana de la noche, Rosa Reinoso, fue la carta ofensiva más clara y su equipo pasó a frente para ganarlo 25-20.

Con el 2-0 la noche parecía cerrarse, y Paula Casamiquela apostó por ingresos de varias juveniles como Iara Troglio y Agustina Mascara para mantener la intensidad y seguir superior a las recientemente ascendidas. Un buen cierre de Martina Cortegoso en el bloqueo y el aporte de Rocío Roggia le dieron el 25-15 final para las Lobas.

Debut con triunfo para Gimnasia en la División de Honor, que se prepara para otra presentación ante su gente: el próximo sábado desde las 21, las Mens Sana estarán recibiendo a Sholem por la tercera fecha.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *