METAMORFOSIS DEL ZURDO

Diego Maradona empieza a apostar por los juveniles de Gimnasia; hace unos días el apuntado fue José Antonio Paradela y ahora es, además, Matías Miranda. Conocé un poco más la historia del “Zurdo”.

Corría el año 2006 y aparecía en el bosquecito un zurdito, rápido y de buena pegada. Los técnicos le dieron siempre un lugar en la mitad de la cancha; en especial “Beto” Banfi, hoy entrenador de la octava albiazul, que lo acompañó en el salto de escuelita a competitivo. Mati empezó forjando su camino en Gimnasia hace 13 años, en las tierras del bosquecito; donde también nacieron infinidad de futbolistas con una gran historia en Gimnasia.

“A Mati lo recibí con edad de 8, en el 2008. Cuando la 2000 jugaba en cancha de 7 y empezaba a entrenar en 11”, recordó Beto Banfi, que labura en el Bosquecito desde el 2006 aproximadamente. “Era un chico muy callado y tímido. Pero de entrada se destacaba futbolísticamente porque ya se relacionaba muy bien con la pelota, tenía una pegada exquisita para la edad y para un chico que daba sus primeros pasos”, detalló algunos aspectos futbolísticos de Matias Miranda y sentenció: “Con esa combinación; con el tipo de personalidad que mostraba, siempre respetuoso, comprometido y con esa base futbolística, enseguida se mostro como un buen proyecto. Ahora tenemos la gracia de contar con que Mati está nombrado entre los principales jugadores de Primera. Para el es un premio, porque ha hecho un esfuerzo admirable. Ojalá algún día tenga frutos”. Aquellos equipos, el “Zurdo”, los compartía con Tomas Cataldi, Bautista Barros Schelotto y Rodrigo Benitez Insfran.

A 2000 albiazul en 2018

Con el correr de los años fue uno de los jugadores importantes en la 2000 tripera, siendo junto a Sebastian Cocimano, hoy en Reserva y promovido por Maradona a primera. Destacándose también junto a los mencionados Tomás Cataldi, Bautista Barros Schelotto, Rodrigo Benitez; y junto con Nestor García Martinoli, Agustín Ramírez, Fernando Martinez, Rodrigo Gallo, entre otros que ya pisan Reserva.

Matias Miranda en infantiles. Foto gentileza Beto Banfi

La categoría 2000 del Lobo dio que hablar en Gimnasia durante el año que participó en la Sexta. Allí, Matias Miranda, fue promovido en alguna ocasión a Reserva, integrando por primera vez el banco de suplentes en el 2016. Además, eso iba acompañado por convocatorias en el seleccionado nacional Sub 17. El entrenador en 2017 fue Rodrigo Roselli, hoy DT de la séptima Tripera: “Es un chico extraordinario, muy elegante para jugar; es un volante zurdo que puede jugar en cualquier puesto del mediocampo, tanto por dentro como por fuera. Lo hace bien en cualquier puesto, incluso en 2015 jugó un clásico como lateral por la izquierda”, marcó Roselli. “Tiene condiciones técnicas y físicas que le permiten destacarse; tiene un juego aéreo importante, es fuerte. Cuenta además con una pegada barbara, es un lanzador por naturaleza”, continuó describiendo a uno de los valores de la 2000 Tripera. Por último, dejó un deseo para lo que viene: “Lo quiero mucho, quiero que le vaya bien y ojalá que el contexto del Club no lo perjudique sino que lo beneficie para demostrar todo lo que sabe ahí, en ese lugar que él tanto quería llegar”.

Mati Miranda en 2018

Trece años han pasado para que el “Zurdo” tenga la chance de estar en Primera División. Luego de destacarse en varios equipos en su división y también en Reserva, y tras haber firmado contrato profesional, le ha llegado la hora de ir al banco de suplentes y empezar a cumplir su sueño; nada más, ni nada menos, que en un equipo dirigido por Diego Armando Maradona. El camino es largo y recién comienza. Es raro escribir “recién comienza”, cuando empezó allá en el bosquecito con apenas seis años; pero el fútbol profesional es ese objetivo que persiguió durante años. Matias Miranda, un Tripero de Ley, un fruto del bosquecito. El “Zurdo”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *