“TANTO JUGADORAS COMO CUERPO TÉCNICO SOMOS UNO”

Paloma Martínez habló con SOMOS LOBOS sobre la primera victoria en semifinales y las expectativas para el equipo en los playoffs. Además, el armado de la disciplina en apenas seis meses: “Entrenamos muy duro para poder llegar hasta acá y no vamos a aflojar hasta dejar a gimnasia en lo más alto”.

¡Qué momento el de las Gladiadoras! En su primer torneo en la vuelta a la disciplina, se encuentran en semifinales y se impusieron en el primer chico ante el último campeón por 38-28, esperando el segundo juego en casa el próximo domingo.

Quien habló con nosotros sobre la victoria del último viernes fue Paloma Martínez: “Sinceramente esperábamos un partido muy físico, como lo fue. Estuvimos entrenando mucho para este tipo de juegos, tratando de enfocarnos en soluciones a posibles ajustes de la defensa que nos podían llegar a proponer. Estamos muy contentas pero todavía no estamos satisfechas. Vamos a seguir ajustando cosas en lo que nos queda hasta el próximo partido, sentimos que podíamos hacer mucho más. Y vamos a tratar de hacer el mejor papel posible en la vuelta”.

Analizando al rival, la entrevistada comentó: “Sabemos qué tipo de equipo es Circulo Penitenciario, venimos jugando hace mucho tiempo frente a ellas. Sabemos que no podemos relajarnos en ningún momento, pero estamos muy enfocadas en nuestro juego también. Tenemos un equipo en el que todas saben defenderse individualmente con sus virtudes, y somos un equipo muy unido, que sabe moverse en conjunto”, y agregó sobre los equipos que llegaron a las instancias decisivas: “Los cuatro equipos que llegamos a semi somos candidatos. Hoy en día está muy peleado. Entre los cuatro, hubo victorias y derrotas más allá de la posición que salió cada uno al terminar la fase regular”.

El clausura actual es el primer torneo de las Lobijas, y Martínez analizó su rendimiento: “Comenzamos el torneo con una derrota muy dura frente a Platense, en que solo llevábamos dos semanas conociéndonos. Por suerte poco a poco y semana a semana tanto el cuerpo técnico como nosotras mismas supimos cómo empezar a unir todas nuestras fichas, dejando de lado muchas cosas para perseguir todos juntos un objetivo y un mismo sueño”.

Uno de los motivos por el buen rendimiento albiazul es la relación tanto adentro como afuera de la cancha, y Paloma lo explica: “Tanto jugadoras como cuerpo técnico somos uno. Nos llevamos muy bien. Después de cada juego nos juntamos a cenar, aprovechamos feriados o fines de semana para hacer un asado o simplemente para tomar mates. Disfrutamos mucho el estar reunidos, casi siempre de excusa para charlar de básquet, pero el vínculo que generamos va mucho más allá del deporte. Cuando hay alguna que anda media baja por cualquier razón, el equipo siempre está para dar el empujoncito. Y no solo somos nosotros, sino también involucra a las parejas de cada una y también a los familiares. Somos un grupo de personas muy unido”.

Con pasado en Centro Fomento Los Hornos, la jugadora expresó sus sensaciones de estar en el club: “Jugar para Gimnasia es una locura. Poder vestir la camiseta del lobo es algo que jamás me hubiera imaginado. La primera vez que entrenamos en el Poli no lo podía creer, siempre vine a ver a las lobas o la primera masculina en el TNA, y que nos toque estar del lado de adentro, con la gente que nos alienta gritando “dale lobo”, es algo que no hubiera imaginado nunca”, y agregó sobre el trato por parte del club: “Nos recibió de primera, constantemente demostrando que les interesa la disciplina, siempre presentes y encargándose no solo de que tengamos todo sino también del bienestar de cada una; cuando hay alguna con un dolor o molestia, enseguida alguno de los dirigentes se encarga de hacernos saber que están a nuestra disposición y eso es muy lindo”.

En el final de la charla, Paloma apuntó a los objetivos grupales: “Dejar a Gimnasia lo más alto posible. Sabemos que somos capaces de mucho si entrenamos fuertes y concentradas. Por lo pronto, tratar de hacer un buen juego el domingo y ganar el segundo juego de semi en casa. Para poder llegar a la tan esperada final, pero somos conscientes que hay que ir paso a paso”, y también a sus metas personales: “Tratar de hacer el mejor básquet posible. Poder dar lo mejor para y por mis compañeras, hay mucho de mi juego que pude descubrir estando en el club, cualidades que no sabía que tenía. Le doy todo el mérito no solo al cuerpo técnico sino también a mis compañeras, que están constantemente impulsándome a ser mejor, con sus palabras”.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *