TRES AÑOS DE UN CAMPEONATO HISTÓRICO

Un 13 de abril de 2017 las Lobas superaban 3-0 a Vélez en un Víctor Nethol repleto y se quedaba con la cuarta Liga Argentina de su historia. Recuerdo de una copa que las triperas alzaron de manera invicta, con la palabra de sus protagonistas.

Siempre, cuando se recuerda a las disciplinas del club, las Lobas se hacen presentes: el gran trabajo en el vóley, encolumnados por un apellido importantísimo como el Casamiquela, se vio en los resultados. El último hito de las triperas fue la Liga Argentina, donde hoy se cumplen tres años precisamente.

El triunfo ante Vélez el 13 de abril de 2017 en calle 4 dio el cierre a un torneo histórico de las Mens Sana, logrando la cuarta copa para la institución y de manera invicta, en un equipo que se destaca por alternar entre la experiencia de jugadoras importantísimas como Rocío Rivas y Natalia Palma, la juventud de Tatiana Vera y Sofía Bulgarella, y la figura de la brasilera Fernanda Melo que en apenas unos meses se había ganado el amor del pueblo gimnasista.

Recordando el título obtenido por las albiazules, hablamos con varias de las jugadoras que formaban de aquel plantel campeón. Una de ellas se encuentra hoy en el club, volviéndose referente del equipo como es Virginia Granado: “¡Qué puedo decir de ese día! En las caras de cada una de nosotras se veía reflejado la felicidad de saber que llegamos a dónde queríamos estar y para lo que nos preparamos todos los días previos, en los entrenamientos y demás”.

El plantel se fue desintegrando a lo largo del tiempo, y esa conquista también sirvió como puntapié para la carrera de jugadoras jóvenes. Una de ellas es Sofía Bulgarella, quien unos meses después del campeonato partió rumbo a España, país donde aún hoy se encuentra: “Fue una noche soñada, lejos uno de los momentos más felices de mi vida, con muchísimas emociones y sentimientos fuertes. En mi caso particular esa Liga significo una superación increíble, la vuelta “real” después de mi lesión, tanto a mi puesto como a mi nivel de juego. Fue muy sacrificado y nada fácil, pero desde el primer momento de pretemporada tenía el objetivo claro, íbamos a ganar esa liga. Y hoy después de tres años todavía puedo recordar el momento del último punto donde Tati se tira al suelo y salgo corriendo a tirarme arriba de ella creo que no caíamos del todo pero estaba pasando y era nuestro. El segundo recuerdo fijo que tengo es el abrazo con mi padre sin decir una palabra pero sintiéndolo todo y llorando los dos, él siempre estuvo a mi lado y sabe todo lo que sufrí, se lo dedique en ese momento y se lo vuelvo a dedicar hoy. Y por último la felicidad de la gente de Gimnasia, sobre todo los más cercanos que eran casi parte del equipo y se lo merecían casi tanto como nosotras. Podría hablar muchísimo de esa noche y de ese campeonato, será algo inolvidable que estará para siempre en mi corazón, siendo parte de lo que fue hasta ahora el mejor año de mi vida”.

Quien partió rumbo al viejo continente un año después, y hoy es compañera de equipo de la santafesina es Tatiana Vera: “Recuerdo que el poli estaba lleno, recuerdo llegar 2 horas antes del partido y ya había gente afuera haciendo la fila para ingresar. Recuerdo cada sensación de mi cuerpo.  Recuerdo la conexión grandiosa de ese equipo, éramos todas titulares, desde la primera hasta la última. Me acuerdo que ese día nos juntamos a la mañana para repasar el partido y ya notabas la energía hermosa que se manejaba. Después recuerdo a mi familia en la tribuna, que me acompaña desde que comencé a jugar en el club por el 2005. Fue un sueño y un objetivo que siempre tuve con mi club. Algo magnifico que no podría describir con palabras; sin ninguna duda uno de los mejores momentos que me dieron el vóley y Gimnasia”, recordó la armadora, una de las embajadoras más significativas del club.

Con más de 3000 personas, el Víctor Nethol fue una fiesta para todos los triperos y también una demostración de una discusión que se da hoy en día: la importancia de la profesionalización del vóley femenino. Con la denuncia de varias jugadoras sobre la diferencia salarial entre mujeres y hombres y de la desatención por parte de dirigentes, el club siempre demostró, tanto desde su trabajo interno como desde los propios hinchas, la relevancia de la disciplina.

Otra jugadora que recordó el encuentro ante las fortineras, con parciales 25-21, 26-24 y 25-17, fue Carolina Onofri: “Fue una noche inolvidable para mí, ser parte de ese gran equipo que logró el campeonato y de manera invicta. El poli que explotaba de gente , compartirlo junto a mi tía Brenda Graff , mis viejos y hermanas en la tribuna; inolvidable. Me acuerdo la emoción que sentí y se me eriza la piel, el punto 25 y el poli que estalló, la vuelta en el poli, el festejo. La verdad que un recuerdo hermoso que me dejo Gimnasia”, destacó la hoy jugadora de Banco Provincia.

Quien estuvo presente para este homenaje por los tres años del campeonato fue, nada más ni nada menos, que su entrenadora Paula Casamiquela: “Recuerdo que teníamos un equipazo, que hasta ese momento era un equipazo. Cuando ganamos la primera final en Vélez ya supuse que no se nos iba a escapar y el marco que presentó el poli ese día fue espectacular, ahora tengo la piel de gallina”, y recordó una emotiva anécdota del festejo con la gente: “Lo que más recuerdo es que cuando estábamos festejando se acercó un señor mayor, muy mayor, él solito. Me toca la espalda, me doy vuelta y con lágrimas en los ojos me agradece y me dice que este momento él no se lo iba a olvidar nunca porque era la primera vez que gritaba “dale campeón” con la camiseta de Gimnasia. Yo nunca lo había visto y eso a mí me conmovió mucho porque era un señor que se lo notaba muy humilde, porque si bien hay personas mayores que nos siguen, como un abuelo que siempre nos sigue y yo lo quiero mucho, a este señor nunca lo vi y me conmovió mucho porque era humilde, grande y con lágrimas en los ojos, me hizo emocionar mucho. No sé qué será de la vida de este señor, y no sé tampoco si seguirá recordando ese día pero yo si me acuerdo mucho de él. Porque hay muchos hinchas de Gimnasia que nos dicen lo mismo, pero este señor me conmovió”.

A todo el plantel y cuerpo técnico: ¡Salud!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *